Portada » Deportes » El pueblo pide que haya paz en el superclásico ¡No más violencia!
Deportes

El pueblo pide que haya paz en el superclásico ¡No más violencia!

DICEN LOS HINCHAS. Los que gustan del buen fútbol ikueráima de los hechos de violencia antes y después de cada choque entre Olimpia y Cerro

El domingo llega la fiesta futbolera más grande del país de la mano de los eternos archirrivales: Olimpia y Cerro Porteño. Pero no siempre la cosa termina en fiesta en este encuentro. Los hechos de violencia que se generan entre las barras son también un “clásico”, antes, después e incluso durante los partidos.

Normalmente los protagonistas son los hinchas organizados de los clubes quienes causan desmanes en los alrededores del estadio, incluso ya en zonas más alejadas. Esto provoca inseguridad en las calles y que las familias dejen de ir a la cancha a disfrutar del deporte pasión de multitudes.

Muchos ya pidieron por la no violencia y dieron sus propuestas para evitar tanto guyryry por nada. “A los hinchas le pedimos que estén más tranquilos, que disfruten del partido”, he’i Arturo Núñez, un karai que esperaba el colectivo en la calle. Otros proponen que la fiesta deportiva se lleve a horarios diurnos, para así tener un mejor control con la luz del día. Otros katu piden mayor presencia policial en los lugares más alejados del estadio y no solo en sus inmediaciones. Se llega el clásico y la gente opina.

Si nos gusta chistear, también hay que saber “bancarse”, he’i

TRANQUI. Hay que controlarse he’i.

Este tema no debe ser complicado. Así como cargamos al rival, también tenemos que saber bancarnos cuando nos retrucan. Es parte de la cultura popular. Y hay que entender que detrás de cada camiseta hay un ser humano con muchas dimensiones. Por ello no debemos dejar que las pasiones o los bajos instintos nos cieguen temporalmente de la sana diversión que genera el fútbol”, he’i Adolfo Nuñez, un miniempresario de Sajonia.

A los barras bravas mejor evitarlos y correrse nomás

EVITAR. Hay que evitar los moquetes.

Maxi Vázquez, que esperaba su bondi sobre Mariscal Estigarribia he’i que siempre hay que evitar nomás las peleas y alejarse de los que causan sarambi dentro y fuera de las canchas. “Que no haya violencia, que jueguen bien y que pase lo que pase se quede dentro de la cancha. A los barras bravas hay que evitarles porque responderles sería agrandar la cosa. Mejor evitarlos y dejar que las autoridades intervengan”, he’i.

Prefiere que partidos sean de mañana, por seguridad

SOLUCIÓN. Prefiere ir a la mañana.

Los que laburan por la calle son los que mejor saben cómo tratar con personas violentas y soberbias. Carlos Agüero, un chipero, también dio su opinión. “En particular estoy a favor de que se juegue el clásico de día, por el tema de los barras bravas, para controlarlos más. Así también podemos ir con la familia. Es mejor a la mañana porque hay más seguridad y se puede controlar un poco más la situación”, he’i.

Más policías ape, amo, allaité y hacia aquellos lados también

ORDEN. Pide seguridad.

Doña Elena Riveros, de Fernando de la Mora, he’i katu que tiene que haber más policías, no solo en zonas del estadio. La verdad, deberían poner más policías en la calle y que de verdad se cumplan un poco las leyes que le corresponde. Se juegue a la mañana o a la tarde igual es la misma cosa. Siempre están haciendo la misma cantaleta. Más policía lo que hace falta”, he’i mientras machacaba algunos yuyos.

La solución es que ya no se regalen entradas, dijo karai

PEJOGUANA. Que compren sus entradas.

Únicamente que ya no se regalen entradas. Cuando se regalan entradas desastre hacen, que cada uno compre su entrada. Sería bueno también pasar el partido a la mañana, podría ser una buena opción, o en todo caso que sea más temprano”, he’i don Miguel Ángel Recalde, un karai que circulaba por Eusebio Ayala y que también pidió el cese de la violencia en el clásico más apasionante del Paraguay.

Rivales en la cancha, pero no enemigos en la calle”

RELAX. Todo queda en la cancha.

Por su parte katu Luz Brizuela, una especialista en redes sociales y olimpista fanática que siempre que puede va darle su aliento al decano, he’i que los rivales no son enemigos. “Es importante que se entienda que ser rivales en el campo de juego no significa ser enemigos en la calle. El deporte debe ser una fiesta siempre, y debe poder disfrutarse en familia”, he’i Luz al momento de decir basta a la violencia.

Basta de “matarnos entre paraguayos”, pide un hincha

DE BALDE. No vale la pena pelearnos.

El deporte es sinónimo de competencia, no de enemistad. Que la pasión se vea reflejada en las gradas con el aliento, cánticos y la alegría de ir a ver al club de nuestros amores. Porque no sirve de nada matarnos entre Paraguayos por jugadores que al final no rinden y tienen salarios altos”, he’i por su parte Renato Talavera, un productor de televisión, barman y cerrista fanático.

Comentarios

Tags

Portadas del día

Twitter

Facebook