Portada » Actualidad » Pelopincho, un barrio de historias
Actualidad

Pelopincho, un barrio de historias

ANTIGUA. Ña María es la pobladora más antigua del barrio Pelopincho.
  • FELICES. Los pobladores aman su zona y es por ello que se esmeran por cambiar su mala fama

El agua avanzó, la desesperación se apoderó de cada uno de los pobladores de la zona conocida como Ka’i Kygua del sector de Resistencia en la Chacarita. Cerca de 7 familias empezaron a buscar un nuevo lugar para vivir. Y fue así, allá por el año 1967, que los primeros pobladores del conocido barrio Pelopincho empezaron a construir una nueva historia.

“Nos vino el agua. Ya no teníamos más a donde ir. Las seccionales nos cerraron las puertas. En Resistencia pasó lo mismo y entonces fuimos junto a nuestro pa’i y él nos dijo que subamos y que nos iba a ayudar. Fue así como empezamos”, decía doña María Cabrera (72), una de las primeras pobladoras de este populoso barrio asunceno.

Sentada, mirando el altar de su santa patrona, la Virgen de Caacupé, recordó que en los inicios, durante varios años se manifestaban en paz para que se les dé el terreno donde cada familia se encontraba viviendo y que antes de salir a manifestarse rezaban un rosario. Así, con fe salían en procesión.

“Todos rezaban y nunca pasó nada violento ni nada de eso, todo siempre fue pacífico”, decía ña María, quien es muy conocida por todos debido a su gran devoción a la mamá guasu.

Doña María resaltó que dentro del populoso barrio hay familias de bien, estudiantes y gente que sale a tempranas horas para ir a buscar el pan de cada día, pero que como todo barrio y ciudad, siempre hay personas con malas intenciones rondando el lugar.

“Hay personas de mala influencia, pero no todos los que vivimos por acá somos así. Hay gente de bien y trabajadora”, terminó diciendo la doña.

“Era una naciente y de ahí salió”

Eulalio Encina, poblador antiguo de la zona, contó que el nombre Pelopincho había nacido por una naciente que había dentro del predio de una de las casas, lugar donde se reunían todos los días la muchachada para refrescarse.

“Era una naciente y de ahí salió. Era chica y de a poco se iba agrandando hasta que le llegó a parecer a esas piletas pelopincho que venían recién. De ahí se quedó Pelopincho, por eso así se llama la zona”, contaba don Encina.

Resaltó que ellos son conocidos como “pelopincheros” por vivir en el barrio y aseguró que uno de sus sueños es que su barrio cambie de imagen y ya no se le tenga con el concepto negativo.

Comentarios

Enviá tu denuncia

Mandanos tus plagueos, felicitaciones, fotos, videos, eré erea.

Portadas del día

Twitter

Facebook