Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi

“Después entendí que había sido soy considerada la otra”

  • SENTIDO. Su vida es rutinaria, ella no se imagina sin él pero tampoco pasa mucho tiempo en su compañía, ahora teme estar embarazada

Hace 20 años que mantengo una relación especial, va parecer tonto pero no me consideraba la otra, pero de un tiempo a esta parte entendí que sí lo soy.

Es grande el amor que siento, pienso que sin él mi vida no tiene mucho sentido, pero con él tampoco lo tiene. Ahora supe que él sigue en su casa con su esposa y sus hijos.

Al principio me dijo que estaba separado, y creo que era así, pero tiempo después parece que la relación de ellos se reencauzó como se dice tomó otro rumbo, de estar separándose se reconciliaron.

Él dice que me quiere, que soy importante en su vida, pero para mí no son suficientes las palabras. Él tiene su casa, es casado, y muy bien casado, vive con su señora y sus tres hijos. No sé si valga la pena esperar más, creo que lo nuestro no va más.

Ahora me quise morir, porque parece que quedé embarazada, aún debo hacerme otra prueba para confirmar, pero me asusta la idea porque no creo que sea buen momento.

Estamos todavía, o sea, seguimos viéndonos de vez en cuando, pero nunca jamás tocamos el tema de su matrimonio. Él no habla de “seguir a escondidas”, él viene normalmente a mi casa, soy yo la que no conoce la suya porque vivimos en ciudades distintas. Nosotros no hablamos de futuro, y eso a estas alturas de mi vida empieza a asustarme porque no veo que él tenga en mente formar un hogar conmigo. Creo que es muy cómoda la situación para él porque yo jamás le molesté, ni mucho menos a su familia.

¿Qué hago? ¿Me alejo completamente o trato de luchar por él? Para mí luchar sería plantarme, decirle que ya no quiero seguir en este tipo de relación clandestina, que se quede conmigo.

REBECA, DE CAAPUCÚ, 45 AÑOS.

RESPUESTA: En tus manos está cambiar las situaciones o actitudes que no te gustan de tu vida, date esa licencia de cerrar capítulos y abrir otros dentro de tu historia personal. Un cambio no es bueno ni malo, cuenta la forma en que lo interpretas, lo que vos te propones con el cambio es lo que importa. Si no estás conforme con el rumbo de tu relación, si bien es clandestina, llega un momento para las definiciones. Tenés que pensar si continuar igual o reconocer las limitaciones de cada uno y ver qué se puede hacer. Fijate en las inversiones emocionales: sueños, complicidad, detalles, ya no se trata de algo pasajero, básicamente él está llevando una doble vida y vos estás permitiendo que pase. Una alternativa es hablar con él sin miedos, enojos ni censuras y ver la situación de ambos, no dejes toda la responsabilidad en el otro. Ahí te vas a dar cuenta qué tipo de amor es el que sienten, porque puede que él esté enamorado, ¿pero qué pasa si eres en su vida solo un bálsamo?; es decir, si te necesita para lograr el equilibrio en su casa. Es momento de pensar qué tipo de pareja o de amor necesitas. Son deberes que no podés darle a otra persona, definí tus metas. Toda relación saludable se construye en confianza y sinceridad, baja las cartas sobre la mesa.

Comentarios

En vivo
Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!