Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi

Estela heredó de su abuela el don de “traer” vidas, he’i

  • NACIERON ASÍ. “Mis cinco hermanos y yo nacimos con ella”, relató la obstetra
  • LE NACIÓ. Desde chiquita veía a su abuela, ña Celestina, trabajando como partera empírica y decidió seguir los pasos de su heroína.

Escuchar el llanto del recién nacido es la parte más emocionante de su rol. Estela Herrera (48) se dedica a la noble tarea de ayudar a “traer” niños al mundo: hace 23 años que es obstetra. Su amor a esta profesión “brotó” en ella cuando era pequeña. Mientras jugaba a la muñeca era testigo de cómo su abuela, que era la partera empírica de Ypacaraí, ayudaba a las mamás durante el parto.

“Mis cinco hermanos y yo nacimos con ella. Los nietos, bisnietos, tataranietos, todos con ella y muchísimas criaturas de varias partes. Conocida era mi finada abuela Celestina”, contó Estela en comunicación con Crónica.

“Desde chica la admiraba y me gustaba lo que hacía. En la escuela me preguntaban qué quería ser y decía partera y enfermera y soy ambas cosas”, relató.

Cuando terminó el colegio, salió decidida a seguir los pasos de su heroína ña Celestina, claro teniendo los conocimientos profesionales que se requieren. Estela comentó que no fue fácil al principio, pero logró llegar a la meta.

Con ella también ya nacieron hijos de amigos, ahijados y hasta sobrinos. “Son cosas que no voy a olvidar nunca. Tengo una sobrina que nació conmigo, fue una de las primeritas prácticamente y ahora ya tiene 23 años y otro que tiene 5 años. Además está uno en camino que probablemente también nacerá conmigo”, siguió.

Actualmente está como enfermera y obstetra en el hospital de Ypacaraí y en IPS Ypacaraí desempeña la función de enfermera.

Le emociona ver a los chicos que ayudó a nacer crecer sanos

Muchas veces Estela se encuentra por pura coincidencia con las mamis que tuvieron sus hijos con ella. “Están con los hijos, muchos ya son grandes y me dicen ‘este es tu hijo también’. Y es difícil acordarse de los casos, pero es muy emocionante ver cómo crecen y están con buena salud, porque es el resultado de un trabajo responsable”, aseguró.

Una mala experiencia que recuerda es cuando nació un bebe’i sin reaccionar. “Le asistimos rápidamente y con las reanimaciones que le dimos recuperó”, recordó. Estela tiene dos hijos, uno de 18 y otra de 15 añitos, quienes día a día le demuestran lo orgullosos que están de ella.

CONTROLES

En la nota también habló sobre la importancia de que las embarazadas hagan sus controles de rutina para llegar a #CeroMuertesEvitables, que es la campaña que el Ministerio de Salud está llevando hace algunos años. He’i que constantemente están siendo capacitados para asistir de la mejor manera a las mamis y bebés.

200 bebés

aproximadamente ya nacieron en manos de la licenciada Estela Herrera en los 23 años que es obstetra.

Comentarios

Una vida en base a chipa y el cocido

  • GUAPA. Desde niña conoció el sacrificio y con el paso de los años ocupó el lugar de su querida madrecita

CAACUPÉ. El gallo canta antes que el sol salga, mientras que Stela Cardozo (53) empieza a diligenciarse para llevar todas sus cosas en su puestito ubicado cerca de la basílica de Caacupé y así vender su rica chipa con cocido aku.

Ella, como siempre bien puesta, espera a los promeseros llegar mientras acomoda su chipa argolla. Resaltó que hace más de 30 años trabaja de esa manera y que anteriormente lo hacía con su querida y difunta madre, ña Francisca, quien le inculcó la lucha diaria para poder ganarse el pan de manera honesta.

“Cuando tenía 12 años vine con mi mamá, empecé a vender cerámica, después ella me dijo para trabajar con ella y me dio su puesto de al lado, ahí mano a mano todos los días hasta ahora solo que ya sin ella”, decía la chipera.

Dejando salir un suspiro en medio de tantos recuerdos, resaltó que su mayor protectora es la Virgen de Caacupé, ya que ella siempre bendice su labor y más porque su devoción por la misma es indescriptible ya que hasta en sus sueños se apareció.

“La Virgencita es nuestra patrona, ella nos cuida y nos protege, durante años trabajé acá y gracias a ella nunca me pasó nada, hasta incluso, una vez le soñé que bajaba del cielo, no me habló ni me dijo nada pero recuerdo bien que después jugué a la quiniela y gané un poco”, decía la doña dejando salir una risa del recuerdo.

Ña Stela asegura que siempre seguirá trabajando de esa manera ya que gracias a la venta del chipa y con la ayuda de su marido, sacaron adelante a sus tres hijos, quienes hoy son todos profesionales.

“Gracias a la venta del chipa y con mi marido nuestros hijos son profesionales, no hay manera más hermosa que progresar siendo honestos”, terminó diciendo la doña.

23 AÑOS

Más o menos tenía cuando empezó a vender por su cuenta el chipa.

Comentarios

Habrá otro llamado para las becas, he’i

El conocido Programa Nacional de Becas de Posgrado en el Exterior “Don Carlos Antonio López” (Becal) ya sacó un comunicado donde anunció que va a haber una nueva convocatoria de becas para posdoctorado.

He’i que esto se vuelve a dar ya que en el último examen nadie logró alcanzar el puntaje requerido y así no pasan siquiera a la etapa de la entrevistas, la cual también es un factor importante de la evaluación.

De acuerdo con la Guía de Bases y Condiciones, el resultado del porcentaje de los criterios académicos se considerará como valor nominal, al cual se sumará el resultado de la evaluación socioeconómica. El punto 8.3 de la guía dice “podrán ser invitados a entrevista aquellos postulantes que obtengan mayor puntaje (sobre la base de las postulaciones que se ubiquen en el puntaje equivalente al 60% o mayor).

Comentarios

En vivo
Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi