Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi

ENCONTRO A SU HIJO GRACIAS A GAUCHITO GIL

TESTIMONIO. “Las ganas que tengo de ir a ver la película ‘Gracias Gauchito’ es inmensa. Ese título me representa. Yo soy uno de las miles de personas que agradecen infinitamente al santo. A él se lo debo todo. Él todo lo concede”.

El que habla es don Leonardo Marecos (38), un taxista de Luque, quien comentó que es fiel devoto del Gauchito Gil, un santo popular con más de un siglo de vigencia en la Argentina, que trascendió las fronteras y avei se instaló en nuestro país donde tiene cientos de seguidores que le rinden culto.

“Gracias a Gauchito Gil recuperé a mi hijo”, contó el taxista Marecos mientras le daba un beso a la estampa del santo que tiene pegada en el “auto amarillo” que conduce. “Yo no sabía nada de su historia, hasta que un amigo de Yaguarón me presentó, me dijo que era muy milagroso y que todo lo concede, me regaló una imagen que llevé a casa y la coloqué en el nicho de la Virgencita”, comenzó contando.

“Unos días después -estando yo fuera de casa- recibí la llamada de un familiar donde me decían que uno de mis hijos (tenía dos años cuando eso) estaba desaparecido, ¡no estaba por ningún lado! El tiempo pasaba y ya solo pensamos en lo peor”, he’i. “Todo el barrio ya lo estaba buscando, pero nadie sabía de él”, agregó.

“De pronto pasé delante del nichito, vi la imagen del Gauchito Gil y recordé las palabras de mi amigo: ‘Él todo lo concede’. Lo tomé y le dije que si quería que yo sea fiel devoto de él, que haga que mi hijo regrese sano y salvo. Fue en ese instante que salí a la calle a buscarlo y pasaron solo minutos cuando lo encontré. Fue un milagro. Sentí su fuerza y que estaba a mi lado. Desde ese día soy su seguidor y él cumple conmigo en todo lo que le pido”, finalizó.

Mi vida cambió mucho”

Banderas, velas, cruces, atuendos y vinchas rojas decoran parte de la casa de don Leonardo, ubicada en la zona de Laurelty, segunda compañía, de Luque. Esos elementos y ese color son distintivos de la veneración al Gauchito Gil.

“Desde que me hice devoto mi vida cambió muchísimo para bien. Lo que más me llena es que aprendí a ayudar a los demás como él lo hacía y eso es muy importante. Por algo tiene cientos de seguidores en nuestro país, porque es milagroso y bueno”, dijo. “Mi madre también se hizo devota del Gauchito”, finalizó.

TRABAJO. La estampa del santo popular pegada en su taxi lo acompaña en todos lados.

Todavía no pudo ir a ver la peli

Don Leonardo comentó que ya visitó el santuario del santo que está en la Argentina. “Ya viajé en varias ocasiones al santuario que tiene en la ciudad de Corrientes, Argentina. Ahí se respira paz en medio de los festejos en su nombre”, he’i.

“En su fecha (8 de enero) siempre le hacemos un homenaje en casa y viene mucha gente”, contó. El taxista agregó que todavía no tuvo la dicha de poder ir al cine a ver la película “Gracias Gauchito”, que hace foco en la vida difícil de Antonio Mamerto Gil Núñez (Gauchito Gil), su niñez carenciada y su posterior fidelidad a la causa de los más pobres de Corrientes, la provincia donde nació, vivió y fue asesinado.

“Todavía no pude ir por algunas que otras cuestiones, pero sé que se dará. Sé que también me va a cumplir eso”, finalizó.

SE EMOCIONA. Aquí frente a un oratorio en honor al Gauchito.

Comentarios

En vivo
Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!