Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi

“Me controlaba todo el tiempo y celaba hasta de mi sombra”

  • Licenciada Rocío Paredes
  • Psicóloga Clínica

Un día me salió con el cuento que ya no aguantaba más, le puso punto final a lo nuestro, supuestamente porque tengo muchos novios, pero jamás lo engañé.

Hasta ahora le mensajeo, siempre le llamo, a veces contesta, otras no. La última vez le dije que lo seguía amando con todas las fuerzas de mi corazón y me respondió… ¿Y qué querés que haga?

Ahora cambió su número, una máquina me dice que ha sido desconectado. Me siento mal, lloro por la calle por ese motivo. Nuestra relación duró año y medio.

Él trabajaba frente a mi trabajo, pero renunció cuando supuestamente le puse los cuernos, me controlaba todo el tiempo y celaba hasta de mi sombra.

Me dedico a las ventas y cada cliente del sexo masculino que atendía era motivo después de un cuidadoso interrogatorio de su parte sobre lo que me dijo o no. Tenía que contarle todo.

Me miraba y me decía que yo miraba por hombres todo el tiempo, después engordé y empezó a criticarme por eso, no le gustaba nada y me decía hasta cómo vestir.

Me acompañaba a hacer ejercicios, en 3 meses bajé 10 kilos, después hacía todo lo que él decía, no tenía amigos varones. Todo el tiempo que fuimos novios me decía que no aguantaba que la gente le decía que tengo otro, llorando yo le juraba que no.

No, nunca le he visto con otra mujer. Era muy cumplido en las visitas, cosa que a mi familia le gustaba y a mí. No aguanto su adiós hasta ahora, cada vez que me recuerdo. Necesito una terapia.

LILI, DE VALENZUELA, 29 AÑOS

LA RESPUESTA: TODA PERSONA ES VALIOSA

Los celos enfermizos son malos

Un amor se olvida proponiéndose, entendiendo que uno es el único que puede decidir cambiar. Eres demasiado valiosa como para seguir llorando por un amor que ya te dijo que no, a su modo. Tú diste lo mejor de vos y eso es lo que cuenta.

Es hora de empezar a borrar de tu mente los malos recuerdos y llenarlo de cosas positivas, no necesitás de un bastón para sentirte segura.

Hacé un recuento, tienes estudios, un trabajo seguro, cambiá de canal, salí a caminar y bajar esos kilos de más, pero ¡por vos!, no por darle gusto a otro.

Tropezar y caer son parte de la vida, pero recuerda que tienes que levantarte. Para algunas personas los celos dosificados son como un condimento para la relación, pero muchas veces son patológicos y solo convierten la vida en un verdadero infierno, tanto del que los padece como del que es víctima.

Lo mejor es conversar para evitar malos entendidos y si ve fantasmas por todos lados tiene que pasar por un proceso de restauración del chip, reaprender que el amor no es posesión, cada uno es libre de elegirse mutuamente cada nuevo día. Gracias por escribirme tu historia al WhatsApp (0983) 91 08 42 o correo aliviocorazon@gmail.com.

Comentarios

En vivo
Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!