Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

ASADACHO DE LA FE Se perdieron en el Chaco y la Virgen les sacó

Muchas veces nos encontramos con historias realmente sorprendentes, pero lo que les pasó a Osmar Álvarez (29) y Raúl Villalba (38) es algo hasta si se quiere inimaginable.

Los arrieros, que son de la zona de Pedro Juan Caballero, se dedican a la compra y venta de ganado. Sin saber, ese sería el punto de partida de un relato único que tuvo como escenario el Chaco paraguayo.

Osmar tiene un hijo que apenas tiene 7 meses de vida y por él nunca perdió las fuerzas.

 

Los hombres, en busca de la persona de la que iban a adquirir las “cornudas” Ingresaron al Parque Nacional Defensores del Chaco, por error, y cuando quisieron volver comenzó el calvario. El vehículo en el que circulaban se descompuso y tuvieron que seguir en la “línea 11”.

Sin líquido y sin comida, los hombres emprendieron camino, con la esperanza de buscar la salida, y de paso, agua. La desesperación comenzó cuando se dieron cuenta que se “desatinaron”. El día pasó muy rápido, y la sed no les perdonaba.

Sus hermanos rezaron mucho cuando se dieron cuenta de que algo había pasado. Son de una familia numerosa.

 

“Fue desesperante. Partimos tuna porque tiene agua adentro y tomamos ese”, he’i Osmar, quien confesó que las hojas de amapola tampoco se salvaron de los sedientos hombres. Vivieron lo mismo que miles de compatriotas que en su tiempo defendieron el suelo chaqueño.

Los días fueron pasando y la sed ya era insostenible. En ese momento obró un verdadero milagro. “Parece que Dios me dijo que mire hacia un árbol” dijo Osmar, quien se dirigió hacia ese lugar “y encontré un bidón de 5 litros lleno de agua. Las esperanzas volvieron porque pudimos cargar un poco de batería”.

Lo que no se imaginaron es que aún quedaba mucho tiempo por delante. “Ma’ãpa imbareteve… nde o la Chaco? Mañana si no llueve al mediodía, me suicido” asegura el karia’y que le dijo al Todopoderoso, ya delirando por la sed.

Milagrosamente, al día siguiente, en horas de la mañana, comenzó una fuerte lluvia. “Pe y ono’õva oorerehe roi’u” he’i más tranquilo. Confesó que su hijo de 7 meses fue el bastón que lo mantuvo de pie todo el tiempo.

Día tras días los pedrojuaninos estuvieron dos semanas perdidos en el Chaco. Caminaban entre las espinas y los ñati’û, y ahí le pidió el milagro a la Virgen de Caacupé.

Al estilo del indio de la leyenda, le dijo a la santa patrona “si encuentro el camino para salir voy a repartir asado a la estaca para la gente”. Poco después encontró la salida y ahora cumplió con su promesa.

Sus parientes rezaron mucho en ese tiempo

Todos los familiares de Osmar estuvieron preocupados durante todos esos días, y se pasaban con el rosario en manos y la Virgen en la boca pidiendo por la aparición del hombre.

Luego de que el hombre haya salido del lugar donde se perdió, comentó a sus hermanos todo lo que vivió en esos días y lo que prometió a la Virgen de Caacupé.

Todos se pusieron manos a la obra, y el domingo pasado fueron hasta la Basílica a agradecer para luego, en la plaza Tte. Fariña, repartir asado a full para todos los que se iban con su vianda.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!