Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

“No me quedó de otra y tuve que pelear por mis sueños”

POR JORGE IZQUIERDO

Si hablamos de goleador, Víctor Aquino (33 años) es uno de ellos. El delantero ya está descansando por nuestro país, luego de jugar en el Deportivo Táchira de Venezuela, con el que marcó muchos goles y en el que es considerado todo un ídolo por los hinchas aurinegros.

No la tuvo fácil en ningún momento. Supo sortear todo tipo de obstáculos y vaya que sí los tuvo para llegar a ser un pelotero profesional.

El robusto atacante charló con Crónica y contó todo lo que le tocó vivir, desde sus inicios en este deporte.

“Ufff… cuando estaba trabajando en albañilería con mi papá, él me preguntó qué quería ser y le dije que soñaba con ser jugador. Te doy dos años me dijo, no vas a trabajar, yo voy a laburar duro y vos tratá de ser jugador. Ahí creí en mis posibilidades y le metí de lleno. Cuando eso tenía 17 o 18 años. Jugué en el ascenso y fui goleador con San Lorenzo” recuerda.

Luego de eso, al toque ya fue a Chile. “Pasé demasiado mal al principio, pero después me fui abriendo camino a base de los goles y acá estoy. No me quedó de otra y tuve que pelear por mis sueños. Gracias al fútbol logré muchas cosas y pude ayudar a mi familia”.

Víctor, además de chutar en nuestro país, lo hizo en Chile, Portugal, Argentina, Colombia, México y Venezuela.

Sobre su periplo de tantos años fuera de Paraguay, el goleador admitió que “hay muchas cosas que uno debe saber sobrellevar. Se extrañan muchas cosas, el asado, la sopa, el estar con la familia, los amigos, compartir esa ronda de tereré y muchas otras cosas. Ahora quiero quedarme a jugar acá, ojalá se pueda dar alguna chance”.

Sobrevivió con banana y leche en Mendoza

Aquino festejando un gol con la casaca del aurinegro de Venezuela.

 

Víctor también nos contó aquel duro momento que vivió cuando emigró a Chile para probar suerte. “Fui solo en el bus, viajé 37 horas, pero iba con mucha ilusión.

Al llegar a la frontera en Mendoza, reboté, no podía entrar por el tema de la documentación. Me quedé en Mendoza todo un fin de semana.

Tenía 50 dólares y la pensión era 35 dólares luego. Con ese 15 que me sobró compré banana y leche y soporté con eso. Ya no me alcanzó para nada.

Luego el que me dijo que vaya a Chile me envió plata. Volví acá y fui de vuelta después. Luego de probar en otros clubes, finalmente fui a parar a Palestino”, le bajó.

Aquino casi le metió un tongo a Trezeguet

Víctor Aquino jugó en Newell’s Old Boys, donde es muy recordado por los hinchas del “Leproso” por hacerle dos goles a Boca en plena “Bombonera”.

El delantero tiene una particular anécdota estando en el cuadro rosarino: “Una vez en el vestuario casi le pegué a David Trezeguet, fue por vyresa, pero discutimos fuerte. Le dije ‘igual si fuiste campeón del mundo te voy a pegar’, pero no me dijo nada, no se animó, apescá hése hína, pero ni me empujó”, soltó entre risas.

Entre otras cosas, Víctor señaló que el “Tata” Martino le enseñó muchas cosas cuando coincidieron en el “Leproso”.

Los trabajos que tuvo que hacer Víctor para ayudar a su familia

Víctor tiene tres hijas que siempre lo acompañan en cada partido que juega.

 

El propio jugador confesó que le metía de lleno a la albañilería, hasta que su papá le dijo que deje eso y que se dedique al fútbol. Pero Víctor también hizo otros laburos para colaborar con los gastos de la casa: “Somos 7 hermanos, todos procuramos para ayudar a la familia.

De chico vendía fosforitos frente a un supermercado en Lambaré. Estaba desde las 5 de la mañana hasta las 10 de la noche. Llegué a laburar en una panadería y también llegué a cuidar globo loco en los cumpleaños. Valoré el sacrificio desde muy pequeño gracias a mis padres”, remató.

 

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!