Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

Paró en medio de la competencia ¡por su caballo!

El sol amenazante empezaba a notarse poco a poco en el suelo chaqueño. Los nervios de las personas que esperaban los resultados del espectáculo empezaron a sobresalir. La fuerza de cada caballo competidor y su fiel jinete empezaban a disminuir poco a poco en la Marcha Criolla que se desarrolló el fin de semana, en donde se notaron los sentimientos más diversos.

Asimismo, se vivió la emoción de la competencia y durante ella, momentos de gran emotividad, donde los buenos actos se asemejaron a los de los protagonistas de las batallas, que van más allá del puesto que puedan ocupar en la justa.

El protagonista fue Kornellius Wilms, un hombre de 78 años, a quien no le faltó coraje para meterse en la competencia de resistencia con su fiel compañero: su caballo. “Él estaba puntero en los primeros 3 días, pero en el cuarto se dio cuenta que su caballo estaba rengueando, por eso se bajó y le revisó todo, sin importarle perder la competencia”, relató Horst Wilms, hijo de este aplaudido jinete, quien se preocupó más por la salud de su campeón que por llevarse el anhelado trofeo.

El capo corredor, en medio de la dura competencia sintió un traspié de su caballo, por lo que decidió ver que todo esté bien a seguir el camino. “Él ama las vacas y los caballos, ama todos los animales, por eso actuó de esa manera”, afirmó orgulloso Horst. Agregó que después de notar que aparentemente todo estaba bien, decidió seguir la batalla, sin importarle salir último, ya que por vencido no se iba a dar. “Se fue más despacio, porque su caballo sentía algo, pero siguió”, aclaró.

Un competidor no pudo participar, entonces dijo: “Yo lo voy a hacer”

El competidor y su jinete llegaron en perfecto estado a la meta. CARLOS JURI

Demostrar su capacidad como jinete era el objetivo principal de este hombre, quien a pesar de su edad no ha perdido las fuerzas para seguir haciendo lo que le gusta. “El nieto del dueño de caballo iba a competir, pero una semana antes tuvo un accidente, entonces él dijo: ‘Yo lo voy a hacer’”, contó Horst Willms, hijo del valécho jinete.

Aclaró que al principio le negaron por su avanzada edad, pero que después accedieron para ver cómo cabalgaba don Kornellius. Horst aseguró que se siente muy orgulloso de todo lo que logró su padre, ya que fue ejemplo de muchos al demostrar que antes del primer puesto está el amor que uno pueda sentir hacia su gran campeón. “Él merece un reconocimiento, siempre fue de perfil bajo, pero es un orgullo para todos”, recalcó.

UN CAMPEÓN. Horst aseguró que su padre, pese a tener algunos inconvenientes durante la competencia, nunca alzó la bandera blanca. “Tuvo algunas heridas en las rodillas que le causó mucho dolor, pero llegó a la meta con su caballo en perfecto estado”, afirmó.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!