Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

En este 2020: ¡Se jubila! el “hombre baliza”

Año 1980. Pleno centro de Asunción. Nery González caminaba y se dirigía a su casa cuando de pronto vio a un chofer de colectivos en aprieto. El bus que manejaba se había descompuesto y causó un caos en el tráfico.

“El conductor estaba muy asustado y no dudé en ayudarlo”, sostuvo Nery, hoy con 63 años. Fue y se paró detrás del bus e hizo algo poco común: actuó como “baliza humana”. Sin darse cuenta, ese instante fue el nacimiento de alguien considerado una leyenda, un protector vigilante de los conductores de la capital del país. “Allí nació en mí esta forma de ayudar a los conductores”, dijo.

Nadie sabía de dónde venía ni hacia qué lugar se dirigía, pero algo era seguro, donde había un colectivo averiado allí estaba Nery con la mano extendida diciendo: “Alto”. “Mi instinto me lleva hacia algún micro descompuesto”, explicó en una nota para Crónica hace unos años.

Siempre aparece cuando un micro se descompone. (3ra. Compañía de Bomberos, Sajonia).

Nery hizo de las calles su casa y su lugar de trabajo. Allí ganó autoridad. Las que tantos humanos luchan por tener: autoridad moral. Ganó respeto, cariño y se convirtió un paladín de la justicia de las calles de Asunción.

Pasaron 40 años y siguió haciendo su trabajo: ser el “hombre baliza”. Casi nunca recibía pagos. Pero siempre estuvo ahí, “plantado” detrás de un micro que se fue al mazo.

Pero este 2020, Nery arranca tomando una decisión difícil, pero que asegura tampoco es definitivo: ¡Se jubila y cuelga las balizas!

“Yo no le quiero llamar jubilación, no me gusta esa palabra porque sé que seguiré ayudando igual. Me costará porque está en mí ayudar siempre. Es más, la gente me pide que siga haciendo esta labor”, dijo a Crónica. “En estos 40 años viví de todo y me tocó pasar la mano a cientos de conductores. Eso me llena de satisfacción”, sostuvo.

“Mis únicas compañeras son mis viejas balizas”

Don Nery vive solo en una casa en Lambaré. (Néstor Soto)

Existen momentos de la vida en los cuales suceden cosas que parecen haber sido extraídas directamente de un guión de película. Así es la historia de Nery González, quien gracias a su inmensa bondad y predisposición para ayudar se convirtió en una leyenda viviente. Actualmente, el “hombre baliza” vive solo en una humilde vivienda ubicada en Lambaré.

“Mis únicas compañeras son mis viejas balizas. Con ellas brindé en esta Navidad y recibí este año nuevo”, dijo. “Sobrevivir es una lucha diaria, pero agradezco también a mis hermanas y a mis vecinos que siempre me pasan la mano”, añadió.

“Ser el ‘hombre baliza’ nació allá en la época de los 80 y es algo que marcó mi vida. Hoy, estoy solo, sobrevivo como puedo. Pero siempre con ganas para encarar los desafíos de la vida”, finalizó.

Inspirar a otros a que tiendan la mano al que está en aprietos

“Ojalá muchas personas puedan ayudar, eso es lo que quiero también, inspirar a otros a que tiendan la mano al que está en aprietos. Yo lo hice de una forma peculiar y me hizo feliz. Yo creo seguiré ayudando siempre”, dijo. Nery comentó que vive tranquilo, pero que tiene dos asignaturas pendientes: la de formar una familia y la de tener su propia empresa.

“Siempre quise casarme, pero hasta ahora el destino no quiso. Tengo muy mala suerte en el amor”, sostuvo. Dijo además que en algún momento de su vida ingresó a la Universidad Nacional de Asunción en la carrera de Economía, pero que al poco rato lo dejó.

“De ser estudiante de Economía pasé a ser el ‘hombre baliza’”, recordó entre risas. “Dejé la carrera porque me di cuenta que no era lo mío. Pude haber sido un gran economista”, agregó.

TECNOLOGÍA, NO. El capo dijo avei que la tecnología no es lo suyo. “De tecnología no tengo nada. Ni celular tengo”, he’i.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!