Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

“En Carapeguá tratamos de cuidarnos bastante”

El pelotero Édgar Aranda valoró que en el noveno departamento aún no haya infectados por el coronavirus. “Jaha hése, a veces la gente tiene que ser multada para que aprenda”, le bajó el ex Guaraní.

  • Por Jorge Izquierdo

La realidad del Paraguay es que de a poco vamos aumentando el número de contagiados por el coronavirus, que nos tiene mal a todos.

La única manera de tratar de evitar que se siga propagando es el aislamiento, quedarnos en nuestros hogares.

Crónica charló con el futbolista Édgar Aranda (33 años), quien reside en la ciudad de Carapeguá, y nos contó cómo se vive la situación actual en la mencionada localidad.

“Tratamos de hacer bien las cosas, de salir solo al supermercado o a la farmacia. Cuesta mucho porque mucha gente tiene muchas necesidades y necesita salir. Gracias a Dios aún no tenemos infectados acá en el noveno departamento. En Carapeguá tratamos de cuidarnos bastante. Pero ahora no sabemos qué va a pasar esta semana. Escuché que la gente se está ingeniando para ir al interior. Ojalá esto no se descontrole. Jaha hése, a veces la gente tiene que ser multada para que aprenda. Ahora hay controles más estrictos también”, le bajó Édgar.

Sobre qué hace para aguantar estar en su casa, Aranda dijo que “juego bastante con mi hijo. Entreno también en el patio de mi casa para no perder el estado físico. No soy nomás de alzar fotos o videos. Ese tipo de cosas no son lo mío. No sabemos cuándo se va a reanudar el fútbol. Ojalá las cosas mejoren pronto”.

Édgar, desde hace unos meses venís jugando por el interior, ¿ya no hubo sondeos de equipos de Primera o de Intermedia?: “Yo decidí dejar de jugar en el 2019, fue por una decisión familiar que tuve en ese momento. No me arrepiento. Jugué en Paraguarí y Carapeguá. Estoy bien acá, hay propuestas para seguir jugando acá en San Roque también. Vamos a ver qué pasa cuando mejore todo esto. Para la Primera División creo que ya no estoy, me va a costar retomar el ritmo. Capiatá fue el último equipo en el que estuve en Primera. En Intermedia a veces el manejo deja mucho que desear. Acá en el interior cumplen con uno, recibís el apoyo de la gente”, respondió.

“Extraño jugar, a los amigos, el vestuario, los campos de juego. Pero soy consciente que ya voy cerrando ese ciclo. Ya quiero empezar a dirigir en algún momento. Me seduce la idea de tener una escuela de fútbol acá en Carapeguá”, finalizó el lateral izquierdo.

Elogios para el DT que ya se alzó con varios campeonatos

Equipo campeón de Guaraní en el torneo Clausura 2016.

Édgar también hizo mención especial para el entrenador argentino Daniel Garnero, quien ya lleva logrados 5 campeonatos en el fútbol paraguayo (1 con Guaraní y 4 con Olimpia).

“Es una excelente persona, alguien quien junto a su cuerpo técnico trabaja un montón. Una hora antes que arranquen los entrenamientos ellos ya están viendo y organizando todo. Además de ser buenos profesionales, son muy buenas personas. Eso es un valor muy importante a la hora del entendimiento con el plantel”, remarcó el futbolista.

“Jugaré hasta que las piernas digan basta”

A sus 33 años, Édgar sabe que va entrando en la recta final de su carrera como pelotero.

“Me siento bien, trato de cuidarme lo suficiente. Ahora estamos esperando que esta situación mejore para poder definir en qué equipo voy a jugar este año. Jugaré hasta que las piernas digan basta, luego ya me voy a meter de lleno para empezar a dirigir, eso es algo que lo quiero hacer. Quisiera destacarme también como entrenador. Acá en Carapeguá ya tengo algunas opciones para empezar a trabajar en eso”, subrayó Aranda.

El título del 2016 con el “Indio”: “Fue realmente inolvidable”

El último campeonato logrado por Guaraní, fue en el torneo Clausura 2016, con el DT Daniel Garnero a la cabeza.

“Fue algo muy lindo que logramos para el club. Teníamos un equipo muy unido. Peleamos y le ganamos a los más grandes. Fue realmente inolvidable. Pude jugar la mayoría de los partidos y estoy contento por lo que logré gracias al fútbol. Ahora le está yendo bien a Guaraní. Me alegra eso y ojalá sigan por ese camino. Tienen un plantel muy bueno, por algo avanzaron ante grandes equipos en esta Copa Libertadores”, sintetizó Aranda.

El DT que lo marcó y el recorrido que tuvo

Aranda se consagró campeón el año pasado con el Sud América de Paraguarí.

Entre varios entrenadores que tuvo a lo largo de su carrera deportiva, Édgar también tuvo su elección y decidió escoger a Saturnino “Nino” Arrúa.

“El “Nino” me ayudó muchísimo, él fue quien me dio la posibilidad de ser un jugador profesional. Me brindó toda su confianza y la verdad que le estaré siempre muy agradecido”, expresó Aranda.

Édgar, con la casaca del Sud América.

El pelotero jugó en los equipos de Atlético Colegiales, 3 de Febrero de Ciudad del Este, Guaraní, Independiente CG, Deportivo Capiatá, Sud América de Paraguarí y Teniente Alcides González de Carapeguá.

El jugador más complicado, pero que le motivaba marcar

Nuestro entrevistado también nos confesó quién fue el jugador más duro a la hora de marcarlo: “De entre todos los adversarios que tuve, me quedo con uno, con el “Demonio” Bareiro. No es luego por la velocidad que tenía, sino por esa dureza que tenía y el salto que le metía en los cabezazos. Es un jugador impresionante. Pero me motivaba mucho tener que marcarlo, son jugadores a los que da gusto enfrentar, a veces nos provocábamos y nos íbamos expulsados”, le bajó Édgar en medio de su buena onda.

Es el que le puso apodo a Robert

Aranda, durante un partido ante Nacional.

En los planteles de fútbol siempre existen los jugadores más simpáticos, los más argelados, los bailarines, los bromistas, los pesados, ere eréa voi.

Édgar Aranda siempre se caracterizó por bromearle a sus demás compañeros y por ponerle sobrenombres, dentro del buen ambiente.

A su excompañero y actual figura en el River curepa, Robert Rojas, le había el puesto el apodo de “Sicario”, algo que hasta hoy en día le quedó al defensor de las “gashinas”.

Marcelo Palau y Rodrigo López eran dos “clientes fieles” de las bromas de Aranda cuando jugaban en Guaraní.

Los referentes que tenía en el lado izquierdo

A la hora de mencionar a algunos referentes que Édgar tuvo en su puesto de lateral izquierdo, nuestro protagonista destacó a dos verdaderos históricos: “Me gustaron mucho en su momento Roberto Carlos y Denis Caniza, creo que fueron de lo mejor en materia de defensores. Roberto Carlos sabemos que tenía una potencia terrible con su zurda y Denis fue mundialista 4 veces y también jugaba en cualquier puesto de la defensa. Son jugadores históricos que dejaron grandes huellas, son grandes ejemplos”, remató.

FUE DIFÍCIL. Édgar admitió que la decisión de dejar el fútbol profesional en su momento fue muy duro para él, pero que tenía que hacerlo.

ESTILO. Aranda tenía una ida y vuelta purete en los partidos y se destacaba por su proyección a la hora de lanzar los centros por la izquierda.

FIGURA. El zurdo fue una de las figuras en la obtención del campeonato del año pasado por parte del Teniente Alcides González en Carapeguá.

Ayudaba a su abuelo en la olería ndaje

Aranda, conocido por ser un jugador con mucha humildad y muy buena onda, también nos comentó lo que hacía de muy joven para ganarse algo de platita para sus gastos.

“Llegué a trabajar con mi abuelo en la olería, yo era su secretario”, explicó. Édgar también tiró su top 3 en cuanto a los estadios que recorrió y que más le gustaron y en ese orden puso: el “Arena do Corinthians”, el “Monumental” de River Plate y el estadio “El Campín”, de Bogotá.

“He jugado en estos estadios por la Copa Libertadores y son extraordinarios. Son lindos recuerdos que tengo como jugador”, culminó.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!