Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

Paraguayos hacen de todo para tomar tereré en Rusia

Como ahí no venden yerba, ve la forma de que le envíen. Ahora en la pandemia tiene que comprar de empresas que importan. Todo sea por mantener la tradición paraguaya.

Hace siete años que a William Diaz Bertolini (42), la suerte le cayó de arriba, sin siquiera imaginárselo. Rumbeó a Rusia y hoy es profesor de idiomas de un importante instituto de la ciudad de Surgut de Siberia (Rusia), dónde vive actualmente.

William tuvo que sortear varias situaciones, como acostumbrarse al frío de locos que ni de refilón se llega a sentir acá en Paraguay, y ahora con el tema de la pandemia tiene que hacer “malabares” para tomar la tan anhelada y codiciada bebida tradicional de nuestro país: el tereré, pues la yerba escasea bastante y se le hace difícil conseguir.

“El tereré siempre está presente, aunque mi yerba está escaseando, tengo que ver como consigo acá  o mando a pedir”, relató a Crónica Digital el paraguayo.

“Los rusos no consumen ni producen yerba ni nada parecido, entonces yo pido que me envíen (de Paraguay antes de la pandemia) o por alguna tienda de té exótica, pero siempre trato de que no me falte yerba para el tereré. No puede faltar, es lo que hace que me sienta cerca de mi país a pesar de estar tan lejos”, he´i el profe.

Por otro lado contó avei que como ahora son vacaciones de verano allá, él tendría que haber estado acá, pero el virus maldito le arruinó sus planes.

“En vacaciones de verano yo suelo aprovechar para viajar, pero esta pandemia arruinó mis planes como los planes de muchas otras personas”, expresó.

Sin duda el frio fue lo que más le costo al profe, ya que allá el ro´y no es hína una vyresa como acá en tierra guaraní que lo máximo que llega a bajar es a 5 grados.

“En invierno suele llegar a 50 o 55 grados bajo cero, es lo máximo que se siente. Acá si no estás acostumbrado hay que domar el frío. Al principio me ponía dos calzas térmicas, un buzo, un vaquero. Luego fui adaptándome, el secreto está en saber elegir lo que uno se va a poner. Antes era en repollo caminante (muy cargado de ropa), ahora ya me manejo mejor”, he’i.

Al frío lo tuvo que domar. Foto: William Diaz Bertolini

Un amigo le cedió su lugar

William llegó a Rusia gracias a un amigo que trabajaba enseñando inglés y español en el instituto donde ahora mismo él está enseñando.

“En una oportunidad le había escrito a este amigo en unos comentarios ‘avisame si ahí hay un profesor extra’, pero fue en broma porque veía sus fotos por redes. Después de unos meses me escribe y me dice que volvía a Paraguay para quedarse y que estaba buscando un profesor y él había hablado con el director de aquel momento y me había recomendado a mí como alguien que podía tomar su lugar”, relató.

Luego de mucho pensarlo y consultarlo con sus padres se decidió, voló a un país totalmente desconocido y ahora sique ya es el director académico voi del instituto.

 

Se casó hace unos años. Foto: William Diaz Bertolini

La pandemia les  pegó muy fuerte, he’i

Al igual que en todo el mundo, la pandemia les tomó de sorpresa en el país ruso. Los casos fueron numerosos en un momento y golpearon bastante. Todavía en algunas zonas están en cuarentena con ciertas flexibilizaciones, según comentó William Diaz.

“Se puede andar en bici a cierta hora, salir en familia en ciertos horarios, pero es difícil todo porque este es el único tiempo en el que hace calor y la gente aprovecha más  para salir, después son como 9 meses de frío”, he´i el compatriota quien se encuentra con su hermano.

“Hace dos años vino, también está trabajando en el mismo lugar, está  también como profesor de español e inglés. Yo me casé con una rusa siberiana de Surgut hace tres años, nos casamos por civil y por iglesia nos casamos en Asunción”, finalizó.

ASUNCIÓN

El compatriota es oriundo de Asunción pero reside en ese país hace años. Viajó por cuestiones laborales y encontró el  amor.

SE LAS INGENIAN

Paraguayos que viven en Rusia cuentan como pasan la pandemia allá además de hacer lo que sea para poder conseguir la yerba mate y poder tomar la bebida fria, el tereré

YA ERA PROFE

El compatriota ya era docente en Paraguay y cuando se le presentó la oportunidad no desaprovechó y siguió ejerciendo la docencia en tierra extranjera

 

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!