Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

Saltando bajan la pancita cervecera

Son coreografías guiadas que se hacen sobre un trampolín, tiene múltiples beneficios, especialmente liberar el estrés.

No hay necesidad de “matarse” en el gym para bajar esos kilos que se ganaron con la cuarentena, sino más bien de una forma divertida: con jumping… en español sería ¡saltando!. Es una modalidad cuya práctica lleva 45 minutos por día, 30 minutos saltando y 15 minutos estiramiento y calentamiento.

“Ayuda mucho para los que tienen la panza cervecera, ya que trabaja bastante la zona media, a los hombres les preocupa poquito, a mí me ayudó mucho desde el 2018 que vengo haciendo”, dijo Alex Quintana, uno de los instructores.

“La panza es lo que primero piden para bajar, los hombres piensan que esto es algo solo para mujeres y no se animan tanto a hacer el jumping coreográfico, pero si son movimientos simples dentro del trampolín sí”, agregó.

La modalidad es mixta, para todas las personas que se animen, amas de casa, deportistas, personas sedentarias, que van a quemar calorías de forma divertida. Son coreografías que los instructores van mostrando, semejante a la zumba es, buenísimo para muchas cosas, especialmente liberar el estrés.

“La lona del jumping sirve para amortiguar el impacto y cuidar las articulaciones, no golpea la rodilla, a diferencia de la zumba que se hace en piso firme con impacto directo”, remarcó.

Anthony Bolaños, del Jumping Club Py.

COORDINADO

Con dieta balanceada, abundante agua se acompaña la vida sana y los saltos coordinados con coreografia así como la zumba se baila sin riesgos ndaje a la hora del jepopo.

PARA TODOS

Tanto hombres y mujeres, péndex, hákas, lékas la practican, es como hacer zumba encima del trampolín, mejorando la técnica ndaje.

“Se pierden 800 calorías por una hora”

En un mes ya se puede ver menos pancita. “Hubo personas que bajaron de 4 hasta 5 kilos en la semana, 800 calorías por hora, porque es una clase bastante divertida”, he’i Anthony Bolaños Garelli, del Jumping Club Py.

Con mucho juego de cintura este joven emprendedor se vio obligado como muchos a reinventarse en tiempos del coronavirus.

“Mi rubro fue el más afectado, como muchos, ya que tengo una agencia de viajes y será el último en levantarse decidí abrir este gimnasio”, indicó.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!