Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

¡OJEJOKO LOMITÃ! : “La gente se encerró y controló sus gastos”

Sí hubo más movimiento de celulares, tablets y notebook, por el tema de las clases virtuales

La cuarentena por la pandemia ho’a vai a muchos, varios comercios tuvieron que cerrar pero en el caso de las casas de empeños permanecieron estables en el negocio he’i.

La clientela se mantuvo normal, lejos de pensar que por la crisis la gente se volcaría a empeñar sus cosas, lo que sí fue un poco extraño ndaje es que tuvieron nuevos clientes: los del sector eventos.

“Nosotros creemos que la gente al estar encerrada y no tener gastos extras, se pudo manejar y quizá le alcanzaba el sueldo por eso no se vio en la necesidad de recurrir a la casa de empeño”, comentó Alfredo Mauis, director de la casa de empeños Argor, la cual cuenta con 20 sucursales.

Comentó que antes de la pandemia había más movimiento, la gente salía y gastaba en cosas que muchas veces ni necesitaba. “Llegaba a fin de mes sin un guaraní y para no recurrir a la tarjeta de crédito prefería empeñar ya que la taza de interés es baja”, señaló.

Lo llamativo fue que la gente se volcó a comprar y recuperar los celulares, tablets y notebook, por el tema de las clases virtuales.

“Se retiraban mucho esos productos que quizá anteriormente no le veían de mucha necesidad, también se retiraron los televisores, al estar encerrados seguramente se necesitaba de agún entretenimiento”, he’i.

Los artículos salen según la temporada, y desde hace unos meses reciben muchos artículos de refrigeración, aires, congeladores que son tasados y ver el estado para dejar en garantía, acotó.

“La gente viene a guardar joyas”

Un servicio que ofrecen es una bóveda para guardar sus valores. “Mucha gente viene a guardar aquí sus joyas de mucho valor, algunos económicos, otros por el valor sentimental”, comentó Mauis. Al parecer por la inseguridad, existe un temor de que en las casas sean robadas. “Cuenta con un seguro que está responsable, quizás ya no recupere el valor sentimental de sus cosas, pero por lo menos el valor material le devolvemos”, comentó.

Muchos prefieren empeñar para no recurrir a usureros

Lo que más se traen para empeñar son los aros y cadenas de oro.

Las personas que más recurren a este servicio son aquellas que tienen Inforcomf y no pueden acceder a un préstamo y para no recurrir a un usurero prefieren empeñar sus cosas.

“La gente piensa que las casas de empeños se aprovechan de la necesidad de otros y eso no es así, a nosotros nos conviene que al otro le vaya bien, para que podamos seguir operando”, contó.

Mauis dice que son una de las pocas casas que siguen recibiendo oro por ejemplo, por el que están pagando si es nacional G. 120 mil el gramo y si es oro italiano unos G. 150 mil.

“Lo que más trae la gente son anillos, cadenas y aros de oro”, dijo.

MÁS DATOS

CLIENTE PYAHU

Los nuevos clientes de las casas de empeños en pandemia son empresas dedicadas al sector eventos, uno de los más afectados por el encierro, según cuenta Alfredo Mauis de la casa de empeños Argor.

POCOS AL INICIO

Uno de los primeros en reabrir fueron los empeños, pero al principio no tenían casi gente, tampoco los servicios de fletes eran utilizados, nadie quería que se entre en sus casas por miedo.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!