Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

Once hermanos se reencontraron y buscan a la 12

“Solo nos falta encontrar a la menor. Ella tenía tan solo un añito cuando fuimos separados”, contó uno de ellos.

POR RODRIGO VALDEZ

Las lágrimas empezaron a caer de repente. Brotaron como si salieran de una fuente. El reencuentro entre 11 hermanos… fue allí donde todo comenzó. El escenario era la humilde vivienda de sus padres, ubicada en el barrio San Isidro de Coronel Oviedo.

“Primero llegó uno de nosotros, luego con el tiempo fueron llegando otros. Buscamos a los que faltaban por todas partes y luego de varios años pudimos reencontrarnos los 11. Vernos fue una alegría inmensa”, contó doña Hortensia, una de las integrantes.

De golpe se amontonaron los recuerdos, surgieron las preguntas, a veces los silencios y siempre de la nada brotó alguna lágrima. Pero todos coincidieron en una frase: “Falta la número 12”.

“Solo nos falta encontrar a la menor. Ella tenía tan solo un añito cuando todos nosotros fuimos separados”, añadió.

Esta es la historia de los hermanos Almirón Salinas. Hace aproximadamente 45 años que todos ellos vivían juntos con sus padres, don Mamerto y doña Ana Lidia. El mayor tenía 19 años, mientras que la más chiquita apenas un añito.

“Un día, sin dar explicaciones, mi abuela (Ana Lidia) decidió marcharse mientras mi abuelo estaba trabajando. Ella no volvió. Mi abuela se había ido para no volver”, relató a Crónica Mirian, hija de ña Hortensia, quien habló por su madre.

Al encontrarse en esta situación, don Mamerto se vio desesperado, no supo qué hacer y con un inmenso dolor dio en adopción a la mayoría de sus hijos pequeños para que tengan un mejor porvenir. Algunos fueron a casas particulares y otros a hogares.

“No sabemos por qué mi abuela se fue, pero con el tiempo los hermanos se fueron reencontrando poco a poco y ya once se volvieron a ver, pero falta una, la más pequeña a quien llamaban Griselda y solo tenía un año de vida”, relató Mirian.

PARA AYUDAR

Si alguien tiene alguna pista o si la hermana llega a ver esta publicación puede comunicarse al 0976-430868.

“Una monja de nombre Celina vino a llevarle de la casa”, dijo

Esta es la única foto que tienen de quien en vida fue su padre, don Mamerto.

El encuentro de los hermanos se fue dando poco a poco. “Todos volvían a la casa de mis abuelos. Uno de ellos por ejemplo fue dado en adopción a una familia de Tebicuary y él vio la forma de llegar a la casa de los padres. Lo mismo pasó con los demás hermanos, a lo largo de los años se fueron reencontrando. No fueron los 11 de una vez, pero sí de a poquito. Nunca olvidaron la casa y ese lugar los volvió a unir”, dijo Mirian.

Ahora la misión es esa, los hermanos buscan a la número 12, Griselda, de quien no tienen un solo rastro.

“Lo que mis tíos recuerdan es que una monja de nombre Celina vino a llevarle de la casa y hasta ahora no se sabe dónde está, no tenemos una sola foto” agregó.

Tuvieron un encuentro con sus padres, contaron

Liduvina , Eumelio, América, Nancy, Moisés, Eliodoro, Ubaldino, Hortensia, Milciades, Miguel y William lograron reencontrarse y anhelan poder conocer a Griselda.

Hace unos años, sus padres, don Mamerto y ña Ana Lidia fallecieron, pero ambos tuvieron la oportunidad de reencontrarse con algunos de sus hijos.

“Se emocionaron mucho al ver a varios de sus hijos otra vez”, contó Mirian.

Algunos hermanos, los que ya eran adolescentes, no fueron dados en adopción y entre ellos está la mamá de Mirian, quien en ese momento tendría 12 años. “Mi mamá recuerda cuando todos eran llevados a otros lugares”, finalizó.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!