Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

Esperó por horas con su mamá en un ataúd

Crispino Miranda trajo en lancha a su difunta madre hasta Puerto Casado donde le debía recoger una ambulancia.

El alma le dolía cada vez más mientras la espera se alargaba. El ambiente era de tristeza, soledad y resignación. La mirada gacha no solo era síntoma de lo que sentía por dentro, sino también de lo que lo rodeaba por fuera. El panorama que le tocaba vivir, muerte de por medio, era muy fuerte.

Él es de Puerto Diana, departamento de Alto Paraguay, pero en ese momento estaba sentado sobre una piedra en la costa de Puerto Casado, a más de medio millar de kilómetros. No estaba solo. A su costado izquierdo yacía un ataúd en donde ya descansaba en paz su difunta madre, a quien la desidia no le permitía llegar hasta su último destino, su pueblo querido.

“Ella se enfermó y la llevaron hasta el hospital de Concepción, ahí murió. Le trajeron en una lancha hasta Puerto Casado y ahí le tenía que estar esperando la ambulancia para traerle hasta acá, pero no llegó”, dijo a Crónica Felicita Da Silva, familiar de la fallecida.

La indignación era muy grande para esta humilde familia y las lágrimas no paraban debido a que una vez más estaban siendo olvidados. “Nosotros acá estamos olvidados y solo a nosotros nos hacen así. Nos tocan vivir las peores cosas”, lamentó la mujer.

Doña Felicita contó que Crispino esperó horas y horas con el cuerpo de su madre al costado del río para poder llegar hasta Puerto Diana en donde se llevaría a cabo la sepultura.

“Hacen como si fuera que no somos nada, lo peor que te pueden hacer es tirarte ahí así. Solo esperamos que alguna vez todo eso cambie. No podemos ni enterrar a nuestros muertos tranquilamente”, expresó.

ENFERMOS

Doña Felicita dijo que esa misma situación viven cuando hay algún enfermo en la zona y son ellos los que tienen que inventar formas para trasladar a sus familiares. “Así la gente se muere acá, corriendo” dijo.

GRUPO

Abigail contó que crearon un grupo de WhatsApp en donde realizan las denuncias de todas las carencias que están viviendo en la zona para poder publicarlos en las redes y generar presión a los capos de la zona.

 

Pudieron hacer traslado gracias a dipu Ocampos

Doña Felicita luchaba contra el dolor desde su casa. Contó que ya estaba todo preparado para recibir los restos de doña María Juana Royd, la fallecida que no pudo llegar por falta de transporte.

“Nosotros ya teníamos todo preparado. El pozo ya estaba hecho para que se pueda enterrarle, pero no llegaron. No sabemos si el chofer de la ambulancia no le dio interés a la muerte de nuestra familia”, dijo la mujer.

Después de permanecer toda la mañana y tarde en el lugar, don Crispino y su madre pudieron ir hasta Puerto Diana luego de la intervención de la diputada Marlene Ocampos.

“Cuando hacemos así únicamente tenemos respuestas”, dijo doña Felicita, quien lamentó que se tenga que llegar hasta esas instancias para ser escuchados.

Indígenas siempre viven de humillaciones en la zona he’i

Su madre falleció en el hospital de Concepción y fue trasladada hasta Puerto Casado en una lancha ndaje.

Abigail Sosa, una luchadora social de Alto Paraguay, dijo a Crónica que desde tempranas horas ya tuvo conocimiento del caso por lo que empezaron a mover todo para que la pesadilla que estaba viviendo Crispino junto con el cuerpo de su madre termine.

Explicó que los indígenas siempre viven ese tipo de situaciones y es ella la que realiza las denuncias para que las autoridades departamentales puedan dar solución a todos los pobladores.

“Es una imagen muy triste, nos llena de rabia y dolor. Verle así a nuestro compueblano sufriendo por la muerte de su mamá y además que tienen que soportar ese tipo de humillaciones”, dijo la mujer en comunicación con Crónica.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!