Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

Gisella Cassettai: “Nunca tuve ni mera idea de que terminaría en los medios”

FOTOS: NADIA MONGES.

Llegó a Asunción cuando tenía 20 años, desde Posadas. No estaba en su horizonte trabajar en los medios, pero se le presentó la oportunidad y, de caradura, tomó viaje. Hoy es una de las figuras más reconocidas de la radio y la televisión en Paraguay. La conductora de radio y TV nos habla de su vida y de su pasión por las plantas.

“Llegué a Paraguay en busca de trabajo, me independicé muy joven. A los 20 años llegaba a Asunción desde Posadas, pasaron ya 18 años de aquel día”, empezó contándonos Gisella Cassettai, una de las figuras de “La Mañana de Cada Día” del SNT.

ALEGRÍA. Es una de las características de su personalidad con la que se destacada Gisella Cassettai.

– ¿Dónde naciste y creciste?
– Nací en Puerto Esperanza, Iguazú, Misiones, pero desde pequeña viví en Posadas. A los 15 fui a Buenos Aires y a los 20, como te dije, vine a Paraguay. Casi la mitad de mi vida ya acá.

– ¿Qué recordás de tus primeros años por aquí, qué hacías?
– Desde que llegué no dejé de trabajar un solo día, gracias a Dios… Aprendí lo que sé de radio y TV aquí, desde abajito, paso a paso y sigo aprendiendo.

– ¿Te fue fácil adaptarte, te hiciste de amigos, amigas, en poco tiempo?
– ¡Sí! ¡Totalmente! Lo que siempre se dice de Paraguay es que la gente es cálida, y se cumplió perfectamente eso en mi caso, fui bienvenida, me dieron hogar y cariño muchas personas desde el día uno.

“Nunca tuve ni mera idea de que terminaría en los medios jajaja… El destino, la oportunidad, la caradurez y la necesidad me pusieron frente al micrófono y las cámaras”

– ¿Siempre apuntaste a los medios o hubo alguna etapa de tu vida en la que tenías otras ideas para tu futuro?
– Nunca tuve ni mera idea de que terminaría en los medios jajaja… El destino, la oportunidad, la caradurez y la necesidad me pusieron frente al micrófono y las cámaras.

– ¿Eras de farrear, noctámbula o no?
– Sí, farreé bastante, me divertí mucho, conocí gente que siempre me tenía en su lista de invitados para las fiestas de Navidad y Año Nuevo, inclusive. Me gustaba mucho ir a bailar y salir a cenar en grupo.

– Estás casada, tenés un hijo, ¿llevás una vida un chiqui agitada entre tus compromisos laborales y el tiempo que te queda para tu familia?
– El 27de diciembre se cumplen 7 años de mi boda, mi hijo Juani cumplió 4 en julio… Con los Juanes de mi casa somos un equipo muy lindo. La tribu, como suelo decir, es con quienes logro el equilibrio. Tratamos siempre de priorizar nuestros momentos, nuestros espacios para que no sea un caos y así darle el tiempo de calidad a cada cosa. ¡Cuesta, pero lo logramos casi siempre!

– Vimos que tuviste un reencuentro muy emotivo con tu mamá, ¿la extrañaste mucho, fue un poco angustiante no poder ver a tu familia de Argentina por la pandemia?
– Mamá vino de sorpresa, en complicidad con mi comadre y una amiga de Posadas. Organizaron todo y me dieron tremenda emoción. Dos años casi no vi a mamá y aún espero con locura el momento de ver a mis hermanos y mis sobrinos.

– Ahora seguro te toca ir a vos, ¿ya lo estás planeando?
– Estamos viendo cómo sigue todo, pero en cuanto a las medidas, a ver si pasamos frontera en Año Nuevo, pero cae tan viernes este 31 que no me da el margen de tiempo suficiente para ir. ¡Veremos qué pasa!

“Desde que llegué no dejé de trabajar un solo día, gracias a Dios… Aprendí lo que sé de radio y TV aquí, desde abajito, paso a paso y sigo aprendiendo”

CON SUERTE. Para su felicidad, Gisella tuvo suerte con la pandemia, porque le salieron más trabajos.

– Estamos por cerrar este 2021, ¿cómo te fue?
– La pandemia nos trajo, gracias a Dios, mucho trabajo y el virus a mí me agarró leve, a mi esposo se le complicó un poco. Nos asustamos más con su caso, pero por suerte estamos bien, en cuanto a todo lo demás creo que la pandemia hizo que se notaran nuestras debilidades y fortalezas y en eso estamos trabajando como familia día a día.

– ¿Te divertís mucho en “La Mañana de Cada Día”?
– La verdad que cuando yo recibo la propuesta de ir a “La Mañana de Cada Día” me asusté un poco por el horario, por la postura en lo informativo y serio que se debía adoptar, por la disciplina que implica a nivel familiar para lograr estar de pie sin dejar todo lo demás de lado. Siempre hicimos en casa nosotros las tareas del hogar, criamos a nuestro hijo dividiéndonos las horas y las actividades y eso necesitaba muchos ajustes. Entonces les dije a todos: ¡Miren, yo solo necesito pasarla bien acá y el resto sale solo, si no nos vamos a divertir mejor me voy a casa”. Y entre joda y joda estamos llegando ya a los dos años que arrancamos con “Chiche” la nueva temporada de “La Mañana”.

Entre “Chiche”, Aníbal, Edwin, Fredy y los otros 30 compañeros que están detrás de cámaras la pasamos brillante y sin ser vendehumo te digo, una vez con Corte dijimos: “Vamos a pelearnos gua’u en la pausa a ver qué hacen los demás”, y empezamos a los gritos que nadie podía creer las cosas que escuchaban hasta que no aguantamos más y les dijimos: “Era para que sepan nomás que podemos ser bien plagas si queremos”. Todo terminó en un lindo recuerdo.

– ¿Suelen juntarse a hacer asado, por ejemplo, o les cuesta reunirse fuera del laburo?
– Nos hemos juntado en algunas fechas especiales, cumples y eso pero todos tenemos los findes reservados para la pareja o los hijos y entre semana es difícil por el horario en el que arrancamos.

“Siempre hicimos en casa nosotros las tareas del hogar, criamos a nuestro hijo dividiéndonos las horas y las actividades”

LOCA POR LAS PLANTAS

DE VIEJITA. “Siempre le digo a mi marido que soy feliz en medio de la nada con mucho verde. Mientras tanto seguiré metiendo plantas en mi casa”, nos dijo Gisella.

– Vemos que estás loca por las plantas, ¿cuándo empieza esa pasión?
– Crecí en la huerta, mamá y papá eran muy dedicados a las verduras, plantas, árboles, etcétera. Siempre me gustaron pero explotó al tener mi casa propia y ni qué decir cómo me ayudó en pandemia.

– ¿Un porcentaje de tu sueldo va a las plantas?
– De vez en cuando me doy un gustito, otras veces me envían la vecinas, las oyentes o los viveros que ya me conocen… En mi cumple recibí 12 plantas nuevas jajaja. La gente ve memes de plantas y ya me envía diciendo “me acordé de vos”

– ¿Llevás la cuenta de todo lo que ya tenés en tu casa?
– Todos los días me tomo al menos diez minutos para mirar que todas estén con la humedad suficiente, que no haya alguna hormiga comiéndose mis hojas o alguna que reciba sol de más. ¿Cuántas tengo? ¡No lo sé! Pero me tocás una y me doy cuenta sí o sí.

“En mi cumple recibí 12 plantas nuevas jajaja. La gente ve memes de plantas y ya me envía diciendo ‘Me acordé de vos’”

– ¿Qué te dice tu marido? ¿Te sale de repente con “Otra vez, más plantas, dónde las vas a poner?”
– Me farrean diciendo que dentro de poco vamos a dormir con las plantas, pero si les digo vamos al vivero, todos se suman sabiendo que me hace bien.

– ¿Cuál es tu planta favorita?
– Me cuesta decirlo, son como los hijos, las quiero a todas por igual.

– ¿De viejita te ves viviendo en medio de la naturaleza o en una casa inundada de plantas?
– Siempre le digo a mi marido que soy feliz en medio de la nada con mucho verde. Mientras tanto seguiré metiendo plantas en mi casa.

– ¿Qué beneficios te dan las plantas?
– Con las plantas siento paz, mi mente se calma, mi energía se renueva.

– ¿Tenés mascotas también?
– Sí, tenemos a “Simón”, un machito Lhasa Apso que llegó en pandemia para que mi hijo tenga un compañerito y nos tocó el mejor del mundo para todos, no solo para Juani.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Crónica