Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

“La discapacidad es una cruz en esta sociedad insegura” dice un invidente

Ariel Ruíz Díaz, de 27 años, en un joven que pese a su discapacidad visual es todo un profesional e intenta llevar una vida “normal” en medio de una sociedad que según dice “no respeta las discapacidad, como si fuese que nunca le va a llegar a uno”.

En su cuenta de Twitter hizo un posteo en donde expresa lo difícil que es vivir en una ciudad insegura e inaccesible.

“Las personas con discapacidad vivimos en una ciudad inaccesible e insegura. Y en el caso de una mujer, ocurre la doble discriminación. La discapacidad es una cruz que se vuelve más pesada en eventos como este.”, dijo al referirse al posteo de una joven con la misma condición que se quejaba de los acosos no solo en el colectivo sino también en la misma parada.

“Dentro de todas las discapacidades físicas, la visual es una de las más complicadas. A la hora de cumplir con las responsabilidades laborales, por ejemplo, es difícil llegar a tiempo porque los colectivos son inaccesibles. Muchas veces los conductores no quieren parar y tampoco sabemos si nos va bajar en el lugar indicado o si te va a dejar caer a un bache”, dijo Ariel a Crónica.

Mencionó que, además, tampoco pueden confiar en las aplicaciones de viajes y contó su mala experiencia durante uno.

“Me subí a un Bolt, porque es la más económica, y en medio del viaje el conductor detuvo el auto y me dijo que se le había acabado el combustible. Cómo iba a saber yo que me estaba diciendo la verdad. Se me vino a la cabeza que iban a venir con otra persona a asaltarme. Por suerte no fue así, pero fue una situación muy incómoda”, comentó.

Dijo también que si tuviéramos una sociedad más inclusiva, las personas con discapacidad viajarían de forma segura en los colectivos incluso estarían tranquilos en una parada micro.

Contó que su discapacidad le cuesta muy caro, debido a que tiene que viajar en las plataformas porque los micros no son seguros y en muchas ocasiones debe esperar por horas hasta que un chofer se digne en parar el colectivo.

Indicó que ese es uno de los principales problemas con el que tienen que lidiar día a día.

“La sociedad discrimina, a nadie le importa. La inclusión solo es marketing y queda en papeles. Eso es porque se piensa que nunca nos va a alcanzar algún tipo de discapacidad, es un problema de conciencia”, he’i.

Dijo que desde el hogar no existe una educación sobre la discapacidad, según cree es la sociedad la que debe adaptarse a las personas con discapacidad y no al revés.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Crónica