Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi

“Me deseó suerte, que pronto encuentre al hombre indicado”

  • INTERCAMBIARON mensajes por un tiempo, ella se ilusionó con cada frase que aquel extraño le dedicaba en respuesta a su profundo deseo de confiar nuevamente en el amor

Me sentía tan sola y bajoneada, hacía años que el amor no tocaba a mi puerta, que como un acto desesperado posteé en mi Facebook lo siguiente: “Estoy buscando un hombre bueno, que me quiera, soy pobre y madre soltera, mi número de celular…”, mi teléfono no paró de sonar, me escribieron varios, pero solo le contesté a una persona cuyo mensaje me conmovió.

Me dijo que le ponía muy triste, que debo estar sufriendo mucho para ofrecerme así por las redes sociales, que él podía hasta ver mi alma. Le respondí que cómo adivinó mi suerte, y me dijo que tiene 26, pero la experiencia de un hombre de 70 años.

Así empezamos a chatear, me preguntó qué pasó del padre de mi hijo, si me dejó por otra y si eso me tiene tan mal. Le respondí que eso ya pasó hace mucho tiempo, que no tengo suerte nomás en el amor, que los hombres no me toman en serio, quieren probar la miel y después se van, te tratan de lo peor, y termina todo mal, que estaba cansada de eso.

Me respondió que muchas veces el hombre realmente es muy inmaduro, pero que no debía sentirme así, y así me animaba, todos los días me escribía, me enviaba un saludo de buenos días, un mensaje de aliento por lo menos antes de terminar la jornada. Me preguntaba por mi hijo, yo le contaba de sus travesuras, se ponía feliz y me acompañaba en mi soledad, yo le contaba mis tristezas y se ponía triste conmigo.

Me giraba dinero de vez en cuando sin que yo le pida, no era mucho pero ayudaba para mis gastos, y no me pedía nada a cambio. Hasta me deseó mucha suerte, que ojalá pronto encuentre al indicado, que si alguna vez me voy para Asunción, que le visite, así pasaron los días, me pasaba memes, chistes y esas cosas hasta que le dije para ir a visitarlo y para mi sorpresa, me dijo que viajaba de urgencia a la Argentina.

Le deseé mucha suerte, que increíblemente ya lo extrañaba, le pregunté si alguna vez me dejaría conocerlo, y solo me envió la imagen de la Rosa Mística.

Me pidió que sea fuerte, por si no me volvía a escribir que no era nada personal, que me deseaba lo mejor. “Sé feliz, olvidate de la gente mala y empezá a vivir, que la vida es corta”, me dijo. Me puse a llorar y ya no le escribí, esperé que él lo hiciera, pasaron semanas, siempre miraba su estado y nada. Un día no vi nada en su perfil, tenía la imagen del Sagrado Corazón de Jesús y me desesperé.

No pensé dos veces, marqué el número y una voz femenina me atendió, llorando me dijo que su papá hacía semanas que falleció. Pero cómo, qué le pasó, le dije, me dijo que andaba ya enfermo, por su edad… 75 años, me dijo… Ya no quise preguntar, me quedé sin palabras. ¿Por qué me pasan estas cosas a mí?, ¿por qué no tengo suerte en el amor?

 

DAHIANA, DE MISIONES, 22 AÑOS.

RESPUESTA: Una persona puede llevar ese sabor amargo de una decepción amorosa por mucho tiempo, algunos se bloquean y no permiten que nunca más el amor llame a la puerta, otras veces sin buscarlo vuelve la ilusión al comenzar nuevamente una relación.

Tal vez esta persona te devolvió esa esperanza en sus últimos días de su propia existencia, a veces se forman vínculos con personas desconocidas cuando uno siente la empatía del otro. En su propia soledad esa persona te dio un buen consejo, seguí adelante a pesar de todas las dificultades que necesariamente debemos pasar en este mundo.

Hoy en día las redes sociales nos abren un mundo de posibilidades de conocer personas, pero en la mayoría de los casos son personas que buscan aprovecharse de la ingenuidad o de la soledad de las personas, tratá de vivir más en la realidad que en el mundo virtual. Busca actividades que te hagan sentir mejor, lleva una dieta saludable y trata de no estar sola, compartir con los amigos y pensar positivamente.

El visualizar un futuro lleno de esperanzas también es una herramienta que conduce a superar las desilusiones amorosas.

A veces es bueno hablar sobre las cosas que te preocupan y desahogarse para sentirse mejor, si la realidad no se puede cambiar, si podés cambiar la actitud con la que enfrentas los problemas.

Comentarios

En vivo
Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!