Portada » Temas del día » Los póra aparecen y causan accidentes
Temas del día

Los póra aparecen y causan accidentes

EL LUGAR. El puente Gervacio que une Capi’i con Mbocayaty es uno de los lugares donde al dos por tres se accidentan loperro. Se ven varios nichos.

VILLARRICA. Algo que nunca pasa de moda en nuestro país son las historias de fantasmas. Son miles de lugares donde supuestamente cosas extrañas pasan o se dejan ver. En esta ocasión nos trasladamos al departamento del Guairá, uno de los lugares donde las apariciones de estos seres extraños son aparentemente más “comunes”.

Lo más escalofriante de todo es que no son simples espectros, sino se trata de seres que aparecen con un fin específico: provocar accidentes. Según pobladores de Mbocayaty del Guairá, una localidad que linda con Villarrica, en el puente Gervacio, que une la mencionada ciudad con la localidad de Capi’i, se dan accidentes al dos por tres como si fuera una maldición de los fantasmas.

Una mujer vestida de blanco con una cabellera bastante larga y de color negro se aparece a los que cometen el “grave error” de pasar por ahí de noche o madrugada.

Otro lugar en la misma ciudad es el cruce de Mbocayaty, donde suele aparecer una mujer vestida de negro.

Lo vivió en carne propia Silvio Antonio Cardozo, un canillita de la zona. “Yo fui a orinar en la ruta hacia donde ya no hay gente y le vi a una mujer de negro muy extraña y tuve mucha vergüenza, pero cuando mire otra vez ya había desaparecido, quería saber quién era y pregunté a gente de la zona si no le vieron y me dijeron que es un fantasma que se les aparece a quienes ella elige”, relató.

Dijo que este tipo de fantasmas aparece pidiendo auxilio, ya que son almas en pena que necesitan descansar en paz y no pueden, pero también están los que con o sin querer causan accidentes. “En el puente Gervacio también suele aparecer y es increíble la cantidad de accidentes que suele ocurrir ahí”, contó.

Están vestidos como en la época colonial

Una madrugada de lluvia, Luis Ángel Figueredo estaba realizando su viaje y pasó una curva pronunciada en Aguapety, una zona cercana a Mbocayaty. De repente en medio de relámpago ve a una mujer con cuatro criaturas en fila como si fuera que nada pasaba.

Era muy extraño, les vi de un color extraño, de blanco y negro como antes veíamos la transmisión a través de la televisión y estaban vestidos como en la época colonial y la señora tenía un sombrerito y rulos”, recordó. Luis Miguel no quiso quedarse a averiguar y le metió pata al acelerador. “No hay quien quiera quedarse a averiguar, ya después no pasé más de madrugada por ahí”, finalizó.

Comentarios

Portadas del día

Twitter

Facebook