Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi

La casa del Luisón tiene aterrada al rollo

CONVIVEN CON ESPÍRITUS. Una historia como sacada de una película de terror, una vieja casa colonial de la ciudad de Fernando de la Mora, Zona Norte, causa miedo al rollete voi.

Todos los que viven upérupi kyhyjepópe cuentan que nadie quiere pasar por la deteriorada vivienda que está sobre la calle Rafael Materi, pues afirman escuchar los gritos umía de fantasmas que se lamentan, a veces hasta ven que en el lugar se prende fuego, pero después como sin nada, todo desaparece.

FENÓMENOS. La gente comenta que habitan fantasmas porque pasan cosas raras.

 

Según los pobladores de la zona, la casa es conocida como “La casa de los fantasmas y Luisón”, la vivienda ya tiene varios años encima y dicen que antes se usaba como refugio para soldados en la guerra.

Uno de los testimonios lo da Martín González (44), quien alquila el inmueble hace 3 años y allí montó una gomería, para él ya es cosa normal codearse con gente del más allá, aparentemente.

EXTRAÑO HECHO. Este es árbol enorme que ho’a sin viento ni nada.

 

El karai contó sin pelos en la lengua haber sido testigo de varios hechos paranormales y hasta dijo que vio un espectro de lo más feo, que no sabe si fue el Luisón, el Pombero o uno de los fantasmas de la casa.

“Es verdad que la casa está repleta de fantasmas, lo aseguro y conste que yo no creo en esas cosas, pero juro que ya me asusté. Una vez cuando vi una cosa muy fea, algo negro con forma humana que saltó del árbol del mango, quedé en blanco, luego ahí encima no estaba con un grupo de amigos todos vieron lo que yo vi”, señaló.

Recordó que el lunes pasado, cuando hacía más calor, uno de los árboles nuevos y macizos se cayó así como si nada. “Era algo impresionante porque ni viento había y después las puertas que se abren o se cierran o escuchas pasos que te siguen. Mortal luego es, peor cuando oscurece o llueve”, dijo.

Alguien me persigue y grita por las noches”

Muchos no creen en fantasmas, pero de que se dan movimientos extraños, se dan ndaje. Por su parte, doña Mabel Agüero (35), esposa del gomero, también contó aterrada, lo que se siente vivir en la casa que por muchos años estuvo deshabitada, por todo lo que se decía.

Mabel Agüero, esposa del gomero.

 

“Hay días que te da pavor luego, anínati si llega la tarde y cerramos la casa, ahí ya se escucha de todo, alguien parece que te persigue cuando caminas, y afuera de noche parece que todo se va caer, hasta ruidos de caballos que corren, rechinan”, dijo.

Comentarios

En vivo
Radio Corazón
970 AM
Radio Montecarlo
HEi
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!