Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

El camino de la fe les guió hasta encontrarse

Rodrigo Pedrozo (32), desde chiquito andaba por las iglesias de la ciudad en donde nació, San Ignacio, Misiones. El llamado a servir era algo que siempre lo movía. Nadia Troche (28) a su vez, siempre le tuvo una devoción enorme a Jesús y también decidió poner su granito de arena para elevar su nombre en lo alto.

Así, ambos hicieron su camino espiritual desde que nacieron hasta que llegaron como voluntarios en el Centro Asistencial y Espiritual Jesús Misericordioso de Kokue Guasu, Areguá. “Nuestros caminos ya estaban trazados por la fe, y ya estábamos destinados a estar juntos”, he’i Rodrigo en conversación con Crónica.

Hace 13 años, cuando ambos empezaban a servir, a su vez se comenzaba con el proyecto del Santuario de la Divina Misericordia (que aún está en camino).

Ambos hacían de voluntarios con los peques de asentamientos de la zona, pero ninguno de los dos tenía idea que sus vidas se iban a juntar a tal punto de llegar a enamorarse, casarse y tener hijos. Para ellos todo fue obra del señor.

“Prácticamente el amor y la fe hacia Jesús fue lo que nos unió, y hoy tenemos una linda familia, tenemos dos hijos juntos y ambos seguimos sirviendo al señor”, dijo Rodrigo, quien habló para nuestro medio mientras su esposa Nadia se encontraba lejos, en su lugar de trabajo.

Rodrigo habló de la gracia y el amor del Kirito para con ellos y con todos sus hijos. He’i que allí ya vio todo tipo de transformaciones gracias a su divina misericordia. Instó a los jóvenes a sumergirse en el amor de Cristo y sobre todo servirle.

“Es importante trasmitir esa misericordia a través de las acciones, ser humildes y entregados para el señor”, finalizó.

De milagro desapareció la quemadura

A poco más de 11 años de estar juntos, ahora ya tienen una hija de 10 años y un varoncito de 8 añitos. Rodrigo aseguro haber experimentado ya un milagro de Jesús con su primera hija. “En un accidente se quemó el bracito cuando tenía meses nada más.

Recuerdo que no paraba de llorar, era agua caliente lo que se le derramó y acá (en Kokue Guasu) no teníamos forma de trasladarnos, era de noche. Nos arrodillamos, impusimos manos y empezamos a rezar porque lloraba demasiado.

De repente, en un rato se durmió”, relató. “Luego, a la mañana siguiente, cuando le revisamos, su bracito estaba intacto, no tenía rastro de quemadura, nada. Fue un milagro, impactante”, contó.

Ayudan a niños carenciados en sus estudios y también en lo espiritual

Voluntarios limpiando el comedor del centro asistencial.

 

El Centro Asistencial y Espiritual Jesús Misericordioso del Monasterio Hermanas Apóstoles de la Divina Misericordia que funciona en Kokue Guasu, de Areguá, es un lugar en donde se le da todo tipo de apoyo a niños y jóvenes especialmente de los asentamientos de la zona y avei de otros lugares.

Allí funciona un comedor y una guardería para peques de la zona, además de otras actividades que realizan como obra de caridad.

Hay voluntarios que son del interior del país que se quedan a vivir allí y mientras hacen el voluntariado, también llevan a cabo sus estudios universitarios a través de padrinos.

Actualmente está en proyecto la culminación del Santuario de la Divina Misericordia para lo cual habían iniciado hace un tiempo ya la campaña “Apoya tu santuario”.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!