Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

LES DEJA JURUJÁI

“Venir a un país donde la primera barrera es el idioma suena medio loco, pero tenía que conocer y mostrar que nosotros los paraguayos podemos”, dijo

Dicen que caminar por Praga, una de las ciudades más bellas del mundo, tiene algo especial. Aura mística, dicen algunos. Otros, que estuvieron alguna vez en la capital de República Checa, aseguran que cada calle es un capítulo y cada barrio un cuento. Y allí, en medio de tanta magia arquitectónica y colinas que la rodean, el ñemotimbo, el olor y el sabor de un asadacho bien paraguayo es la sensación. Y todo eso gracias a un compatriota que se destaca como chef en el conocidísimo restaurante “El Asador”, en el distrito de Šeberov, Praga. Su nombre es Diego Joubert, un encarnaceno que en nuestro país creció en el ambiente de la parrilla, por lo que hablar de carne para él es como si estuviésemos charlando de toda su vida.

“Hace 8 meses con un amigo de nombre Marcelo teníamos (en nuestro país) un servicio de catering de eventos de nuestro famoso asado. Un día me comenta que hay gente que quiere parrillero paraguayo en República Checa, en Praga, su capital. Fue así que hicimos dos videollamadas y en la tercera ya tenía los pasajes en mano”, contó. “Venir a un país donde la primera barrera es el idioma suena medio loco, pero tenía que conocer y mostrar que nosotros los paraguayos podemos y queremos un Paraguay mejor”, añadió. “Desde abril empezamos con este sueño de servir parrilladas en Praga con las costumbres paraguayas”, explicó. “Me gusta la carne y me alegra que a los checos también les gusten los platos de carne”, finalizó.

Agradecido con el checo que lo llevó como chef

El restaurante “El Asador” está dirigido por Jakub Erben, quien vivió en Argentina y en nuestro país durante años. Regresó a Praga para abrir un auténtico restaurante sudamericano en el que Diego es chef. “Conocí a Jakub Erben, que vivió en Paraguay y Argentina durante unos 8 años (…). Como quería regresar a Praga, donde planeaba abrir un negocio sudamericano original, me preguntó si cocinaría para él. Y acepté”, dijo. Diego comentó que en el restaurante la mayoría son platos de carne latinos, porque dicen que disfrutan de la parrilla hasta cinco veces por semana.

Extraña la reunión con loperro y el calorazo de ñaneretã, he’i

Diego comentó que en los meses que está en Praga aprendió algunas palabras en checo. “Sé lo básico que necesito para hacer mi trabajo. Además de saludos y despedidas, ya puedo hablar platos checos, que la gente pide: pollo, costillas, más verduras, más carne ”, explicó. El compatriota comentó que por el momento no conoce a mucha gente en Praga, y que extraña el calor de nuestro país. “Paraguay es pequeño, todos conocen a todos, ya sea de la ciudad o del campo. La gente se reúne durante el día y juega fútbol. Extraño esto porque casi no conozco a nadie aquí”, dijo. “Y luego la temperatura. Estoy acostumbrado a 50°C en casa. Pero en el verano me enviaron un gorro de ganchillo”, concluyó el capo de la cocina.

DATOS

PARAGUAYOS

Hace unos días, un grupo de compatriotas visitó el restaurante donde trabaja Diego y tuvieron la oportunidad de mostrar más de nuestra hermosa cultura paraguaya.

UN CAPO

Diego asegura que la comida no solo sea de buena calidad, sino sobre todo auténtica. Creció en el ambiente de la parrilla, por lo que entiende de carne.

APOYO

Dijo que tiene el apoyo de toda su familia desde Paraguay. “Eso me da más energía para seguir creciendo en este hermoso arte de las carnes y la cocina”, finalizó.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!