Portada » De esto se habla » Christopher Giménez: “No recuerdo nada de mi accidente”
De esto se habla Q'TAL!

Christopher Giménez: “No recuerdo nada de mi accidente”

EVOLUCIÓN. Chris ya se encuentra bien. Tiene aún sus fracturas en el pie, que los médicos deberán decidir si lo operan.
  • UN MILAGRO. Christopher se movía en una moto cuando fue chocado por una camioneta y voló más de 20 metros; quedó inconsciente y su pronóstico era reservado. Hoy, ya en su casa, aún con tratamiento, nos cuenta todo sobre lo que vivió; al menos, todo lo que recuerda.
BUEN HUMOR. Chris asegura que en momentos difíciles, el buen humor ayuda bastante para la recuperación.

Veo que estás bien, mejor de lo que uno podría imaginarse, viendo las fotos de tu accidente. ¿Solés reflexionar sobre lo que pasó contigo?

Sí, claro. Cambiaron mis conceptos de la vida. Esto que me pasó me hizo entender que hay que compartir más tiempo con los seres queridos. Antes solo me enfocaba en producir más. Era común que quiera estar en soledad, así me sentía más conectado con la creatividad, con lo que podía producir. Era muy solitario, no compartía mucho con mi familia, con mis amigos. Después del accidente me di cuenta de que la vida puede terminar en cualquier momento y hay que vivir el momento, el instante, el mañana es secundario.

¿Qué recordás del accidente?

Esa noche, después de salir de casa, yo desperté directamente en la ambulancia. No sabía que me había accidentado. Cuando me desperté supuse que me accidenté.

¿Se te quedó en blanco la mente?

Se me borró el casete. Recordaba el número de teléfono de mi hermana Gloria. Mi hermana Sandra se fue a ver qué podía hacer. Eso recuerdo. Me dicen que volé más de 20 metros. Por suerte caí sobre una arena, al lado de un tronco. Si no caía sobre la arena no iba a estar acá para contar la historia.

Tenías casco, eso también te ayudó bastante, seguro.
El casco creo que me salvó la vida. Cuando desperté sentía dolores en la cabeza. La mitad de mi frente no tiene sensibilidad, me corté. Creo que mi lente me cortó.

¿Tu estado atlético te ayudó a que los golpes no te afectaran de más?

Los médicos me dijeron que mi estado atlético y mi edad aportaron a mi pronta recuperación. A esta edad es más fácil regenerarse. Yo también siempre me alimenté bien, nunca exageré con la grasa, siempre tomé mucha agua. Todo eso contribuye en una situación como la que yo enfrenté.

¿Dónde ibas cuando te accidentaste?

Esa noche me iba a un show, a la capilla San Miguel Arcángel, para cantar con mi grupo (Élite). No pude llegar. Fue el 28 de setiembre.

¿Qué te dicen los médicos, te estás recuperando mucho más rápido de lo previsto?

Me habían dicho que tendría seis meses de recuperación. Tendríamos que haber pasado Navidad y Año Nuevo adentro, internado. Pero se aceleró todo.

HACE DOS MESES. Hace dos meses y días, Chris sufría un terrible accidente sobre avenida Defensores del Chaco. Su pronóstico era reservado, hoy se recupera y está con todas las pilas.

¿Te quedás con miedo de las motos, ya no subirías a una?

Yo no recuerdo nada del accidente. No tengo ninguna imagen en mi cabeza de lo que pasó. Me es indiferente la moto, porque si bien sé que choqué cuando iba sobre una moto, no tengo recuerdo de lo sucedido, nada. La otra vez tuve una sensación de estar en el aire. Estaba despierto en mi casa, vino nada más en un instante esa sensación. Fue raro. Tuve la impresión de que pudo haber sido un recuerdo del accidente. Pero no sé.

¿Qué más se te borró del casete?

Dicen que cuando estuve en el hospital repetía cosas, te contaba cosas y te repetía, no tenía memoria, había perdido.

VOLVIÓ A CANTAR

¿Seguís con tu grupo musical?

Seguimos con el grupo Élite. Ya volví, el fin de semana tuve dos shows. Una fiesta privada y una benéfica.

¿Cantás sentado?

Parado canto, no tengo todavía autorización jajaja… Pero me siento fuerte.

¿Qué dirías a esa gente que por cualquier vyrorei se deprime?

Que vivan el presente, que valoren que tienen vida. Muchas veces nos estresamos por cualquier vyrorei… Yo ya tenía metido luego en la cabeza, antes del accidente, valorar la vida, valorar mi cuerpo. Lo que este accidente hizo fue potenciar toda esa valoración a la vida que tenía. Este instante es lo que vale, la idea de un futuro existe, pero tenemos que vivir cada instante, el presente.  Y a los que tienen esa tendencia negativa, aquellos que sufren por cosas a veces insignificantes, les digo que siempre va a haber alguien que va a estar mejor que vos y peor que vos. Uno tiene que ser positivo. Hay miles de cosas con qué motivarse. Yo perdí un bazo, se me perforó mi pulmón, tuve fracturas, desprendimiento de piel, pérdida de diente. Pero aquí estoy, bien, recuperándome, poniéndole buena onda a todo, tratando de bromear. En el hospital, cuando ya me aburría, me ponía la sábana, me vestía como Moisés, y caminaba, hasta que después me exigieron que me quede quieto. Ponerle sentido del humor a las cosas es una buena terapia. Aprovecho para agradecer a todo el plantel médico (Emergencias Médicas), a los amigos de Calle 7, al esposo de mi hermana Gloria, Félix Ruiz Moyano, que es como mi segundo papá. A todos los que se preocuparon por mí en estos días, gracias de corazón.

¿Cuáles fueron los momentos más duros durante tu etapa de recuperación?

Tuve momentos duros. El día 20, recuerdo perfectamente, perdí el cristal de mi paciencia. Quería estar solo y no podía. También cuando me pusieron la anestesia peridural, no sentía la mitad de mi cuerpo. Quería hacer pipí, pero no tenía reconocimiento. Me dolió muchísimo. Ahí entré en crisis también. A veces cuesta.

ADICCIÓN A LA ADRENALINA

Te gusta la aventura, ¿esto que te pasó te deja con temor a lesionarte, a que te pase algo?

Yo te respondo que mi adicción a la adrenalina se equilibró nomás. Por un buen tiempo no estoy en condiciones de hacer cosas muy arriesgadas.

Cuando te recuperes todo, ¿harías motocross, rappel…?

Primero tengo que pasar por sobre el cadáver de mis hermanas jajaja… Yo tengo que cuidar mi cuerpo dándole la mejor alimentación y entrenándole. Y si tengo que hacer actividad física, lo voy a hacer con cuidado, con moderación.

La gente rezó por vos, tus amigos se juntaron, hicieron un festival…

Yo estoy muy agradecido con todos, estuve siguiendo todo, sabía todo, mis hermanas me contaban todo. Todas las oraciones fueron energías que me llegaron para que me pueda recuperar lo más rápido. Estoy agradecido inmensamente con toda la gente que me apoyó. No basta con decir gracias. Me gustaría reunirme con todos mis amigos, que sé que se preocuparon mucho, ojalá sea pronto.

EL CAUSANTE

Ni el saludo

¿El que te chocó se te acercó, habló con vos?

No. Yo no le vi, sé que es mi vecino, pero no sé nada de él.

¿Le están demandando?

La familia se ocupa de eso. Sé que está en manos de los abogados.

¿Pero no recibiste ni siquiera la visita de los familiares del menor que te chocó?

No recibí ni una visita de parte de esa persona ni de su familia. No lo conocemos, nunca hablamos con él, pero es un vecino. Me dijeron que tiene 17 años.

CANCIONES

Creatividad

¿Seguís escribiendo canciones?

Tengo un cuaderno universitario donde tengo mis escritos. No son canciones, son escritos.

Pero se puede convertir en canciones…

Sí, se puede. Mi hermana me trajo un cuaderno, porque sabe que me gusta escribir, que eso me relaja, y me puse a escribir.

¿Te gustaría convertir en canciones algunos de esos escritos?

Ya hice una canción que tiene relación con la paz interior, estos escritos son más bien pensamientos. Me gustaría que queden como pensamientos nada más. Lastimosamente acá la lectura no le gusta mucho a la gente, por lo que no puedo pensar en publicar, por ejemplo.

¿Creés en Dios?

Existe una conciencia universal que nos protege a todos. Esa conciencia universal tiene distintos colores, por eso hay distintas religiones y las personas tienen distintas interpretaciones, distintos conceptos. Creo que formamos parte de la conciencia universal.

Lo tuyo pasa más por una filosofía de vida y no de una religión, entonces…

Algo así.

Comentarios

Portadas del día

Twitter

Facebook