Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

Serafín Francia Campos: ‘“Dios me dio una memoria prodigiosa”

Serafín Francia Campos nació el 3 de mayo de 1936. “Parecía designado con mi nacimiento, en el día de una festividad tradicional de nuestro país, como lo es el Kurusu ára, probablemente eso me marcó el destino” comenta el hombre considerado como el más conocedor de la música paraguaya y sus protagonistas. Nació en Asunción, en la zona del Mercado 4, pero siente a Encarnación como su ciudad natal. “Cuando yo tenía dos años, mis padres decidieron mudarse a la ciudad de Encarnación. Yo desperté el mundo de la infancia, de la pubertad, de la juventud en esa ciudad”, comenta.

Sos una persona que demasiado sabe del folclore, la música paraguaya, sus historias, ¿cómo te nació eso?

Estudié Magisterio, era alumno del tercer curso y presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela Normal de Profesores N.º 4 “Clementino Irrazábal” de la ciudad de Encarnación. Y tenía mi primera novia, pero mi horario de disciplina era muy estricto, a las 8 de la noche yo ya tenía que estar en mi casa, para sentarnos todos a la mesa para cenar, solo los sábados podía salir de noche hasta la una de la mañana, era muy rigurosa la disciplina en la casa. Era una época en que no había patoteros, drogadictos, había gente más decente. Yo necesitaba encontrar una forma para salir de la casa y en mi valle había una radio muy poderosa, la ZP5 y ZPA5 Radio Encarnación, que era la filial de la Radio Belgrano de Buenos Aires. Hablé con los directivos de la radio para que me dieran un espacio. Y en el mes de junio de 1952, me dieron un lugar de 10 a 11 de la noche, y entonces en vez de recluirme a las 8 de la noche en casa, yo salía a esa hora para irme a la radio. Y mis familiares, especialmente mi padre, que era el encargado de la disciplina, estaba muy feliz porque su hijo hablaba en la radio. Hoy es un motivo de orgullo y no te imaginas lo que era eso en esa época. Ahí comenzó todo.

¿Hiciste un programa de música paraguaya?

Sí, le puse “Noches del Paraguay” como nombre. Tenía una ventaja, como filial de la Radio Belgrano, allí recibíamos toda la información, todos los materiales de nuestra matriz de Buenos Aires, ya que había un hidroavión de Aerolíneas Argentinas que venía todos los días a Posadas. De allí nos llegaba todas las grabaciones. En aquella época, todas las grabaciones se hacían en la capital argentina, la samba, las chacareras, tangos, milongas, la música paraguaya, chilena, todo eso recibíamos de allá. Es decir, material de música que salía, nosotros al otro día ya lo teníamos en la radio. Y con eso me fui armando, sin darme cuenta, de un programa orientado a difundir los valores de nuestra cultura popular paraguaya. Y todo esto, por la necesidad de salir de la casa a la noche, así sin querer. En atención de mi condición de maestro, el programa fue didáctico, no era un programa que solo pasaba música, los comerciales y se acabó, no, enseñábamos quién compuso la canción, quién hizo la letra, la música, quiénes eran los intérpretes, cuándo se grabó, por qué se grabó y todos los detalles pormenorizados de todo lo que ocurría alrededor de ese tema.

ENCARNACENO. Nació en Asunción, pero siente que nació en Encarnación, porque su familia se mudó allí cuando él tenía 2 años.
ENCARNACENO. Nació en Asunción, pero siente que nació en Encarnación, porque su familia se mudó allí cuando él tenía 2 años.

¿Cómo conseguías todas las informaciones, las historias detrás de las canciones?

Y la información la obtenía de los contactos, con los músicos en las grabaciones. Y de una fuente de información que ya ha desaparecido de los velorios. Anteriormente, uno iba a los velorios, entrabas y saludabas a la viuda, y pasabas al patio. Y ahí se servía el mistela, que era una bebida hecha de vino y canela. Y ahí la gente comentaba las cosas, y había un código no escrito en esa época, que cuando una persona mayor hablaba, los jóvenes tenían que callarse y escuchar, ni una palabra. Y yo me sentaba al lado de ellos, sin hablar, pero les grababa todito, yo tengo esa facilidad que Dios me dio, de tener una memoria prodigiosa. Luego seguí mis estudios, me recibí de profesor normal en el 56, también ese año terminé mi Servicio Militar Obligatorio, siendo subteniente de Infantería de Reserva de los CIMEFOR. Hice los tres periodos de servicio en Villa Hayes, lo que me permitió desde mi lejana Encarnación, divorciado de todo el resto del país porque en ese entonces no había ruta.

MOMENTOS DIFÍCILES

Después de terminar el CIMEFOR se puso a enseñar Geografía del Paraguay en el colegio militar, cerca del Palacio de Gobierno.

“Como siempre pasaba por el frente del Palacio de Gobierno, una vez le encontré a un amigo, que se llama Bernardo Galeano, que era el consejero de la Embajada paraguaya en París, me preguntó qué estaba haciendo y me dijo vení vamos a trabajar conmigo acá, estamos creando un departamento. Y me vine a trabajar con él, creamos el Departamento de Relaciones Culturales de la Cancillería, Galeano era el director y yo me quedé como el vicedirector, hasta el año 59”, contó.

De repente se cerró ese departamento y se quedó en la calle. Eso le obligó a ir a San Juan, Misiones, a buscar alternativas de trabajos.

“Allí le conocí a mi señora, me casé, tuve dos hijos sanjuaninos, ya que los otros dos son asuncenos”, comentó. De allí, 10 años después, volvió a Asunción para trabajar en radio Ñandutí, en los años 70.

“En esa época cobraba la frivolera suma de seis mil guaraníes”, recuerda.

ENTUSIASTA. A don Serafín Francia Campos le apasiona hablar de la música paraguaya.
ENTUSIASTA. A don Serafín Francia Campos le apasiona hablar de la música paraguaya.

De la radio pasaste a la televisión, ¿cómo se dio?

Yo no sé cómo se dio, yo creo que siempre primó la facilidad de palabra que tengo, la buena dicción, yo creo que eso me llevó a la televisión. También esa virtud de no temerle a nada, el atrevimiento, como dice el poema de Manuel Ortiz Guerrero, “Atrévete, siempre”. Nunca rechacé nada, nunca me amilanó nada, estuve 19 años haciendo televisión en forma continuada, incluyendo “Feliz Domingo” y “Folclore” con Pelusa Rubin. Antes de eso, “Serenata paraguaya” y antes “Así canta mi Patria” con Aníbal Lovera. “Feliz Domingo” lo hice 10 años.

SUS AMIGOS INOLVIDABLES

Fueron sus compañeros en la ruta de la cultura de la música paraguaya Mauricio Cardozo Ocampo, Herminio Giménez, José Asunción Flores y Luis Alberto del Paraná.

ANÉCDOTAS

Con Luis Alberto del Paraná

  • Él era muy amigo mío, hizo una gira que empezó en Grecia, Medio Oriente, Unión Soviética, Holanda, Inglaterra, Alemania. Luego nos encontramos en España y me regaló su poncho que usó en la gira. Luis fue un gran amigo”, recordó con emoción.
  • En otra oportunidad, tras llegar de un viaje, le trajo de regalo un “walkie”, un aparato que para la época era una gran novedad en la comunicación. “Pero me trajo uno nomás, él no sabía que se necesitaba el par para que funcione. Hasta ahora lo conservo entre mis cosas”, comenta como anécdota.
  • Una vez estábamos en ‘Panuncio’, que estaba en 22 de Setiembre y Eusebio Ayala, el bar ‘Juventud’, que no cerraba sus puertas, estaba abierto las 24 horas. Los artistas después de sus actuaciones, se les hizo costumbre irse a ‘Panuncio’ a comer un bife con huevos que costaba 25 guaraníes. Estábamos una noche ahí y nos dice Paraná, ‘acompáñenme pues a Paraguarí a llevar una serenata’, ya que dos días después tenía que viajar a Europa. Y nos fuimos en dos autos. Se fueron con nosotros Roberto Medina ‘Buki’, autor de muchas canciones y poesías, Jara Carmona y Ramón Vargas Colmán.
  • Llegamos a la casa, en Paraguarí. Toca la música y canta Paraná la serenata. Se abre la ventana y sale la chica, y le dice ‘vengo mi amor porque yo te quiero’ y ella le dice ‘pero vos ya te vas mi amor y yo me quedo aquí, no sé si volverás’. Y nosotros nos retiramos un poco, luego al terminar la serenata y la despedida, volvimos otra vez. Roberto Medina ‘Buki’ escribió una letra de eso y le dio a Paraná el papel, como un resumen de la serenata. Se fue Paraná y al mes de irse más o menos, aparece la grabación de ‘Ya te vas mi amor’, pero con el título de ‘No sé si volverás’ y en la parte de autor apareció ‘Derechos reservados’, se olvidó de Buki”.
  • Seis meses después, regresó Paraná y nos encontramos de nuevo en ‘Panuncio’, después de una actuación en la Embajada argentina. Y llegó ‘Buki’ y le reclamó: ‘¿Mba’e pio la rejapóva che rehe, hermano?’, ‘¿Mba’ere pio?’, le preguntó Luis. ‘¡Che mba’e nio pe letra, re cambiá la título, re grabá, ha nderemoîri la che rera!’, le recordó . ‘¡Cierto!, pero nda chéiko hína la culpable, los de la imprenta nomás se olvidaron, pero me llamó el gerente de la Philips –sello discográfico– y me dijo: dale esto a Roberto Medina como indemnización’. Sacó de su bolsillo 300 dólares, toda una fortuna para esa época. ¡Qué iba a saber el gerente de la Philips nada, si ni Paraná se acordaba de quién era la letra. Al toque solucionó el problema, era un genio”.

COLECCIONISTA

Han de ser más de 4 mil discos los que forman parte de su colección. “En 1952, cuando yo comencé en la radio, también empecé a recolectar los materiales discográficos”, comentó. Entre las grabaciones, recuerda que tiene materiales que son documentos valiosos, como la grabación de la orquesta Ortiz Guerrero, dirigida por el maestro José Asunción Flores y cantada por Agustín Barboza, que fue realizada en 1936. “Es un documento porque además de la música se puede escuchar la voz del maestro”, acota.

CANTANTE

Don Serafín también tuvo su paso por los escenarios como cantante. “Yo ejecutaba la guitarra y cantaba en mi juventud, con Ulises Ayala, que fue la voz de ‘Los Troveros de América’ y ‘Paco’ Maluff”, recordó. Formaron el trío “Pecos Bill” y cuando “Los Panchos” fueron a actuar en Encarnación y Posadas, ellos fueron sus teloneros. “El repertorio era música paraguaya y los ritmos del momento. El trío duró un año, porque yo me vine para la capital a estudiar. Y en mi lugar ingresó Luisito Cáceres, allá en el 55”, comentó.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Crónica