Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

“Emociona jugar los clásicos”

El concepcionero Hugo Marcelo “Chueco” Ovelar charló de fútbol, recordó vivencias, su paso por Guaraní, el sueño cumplido a sus padres y sobre el partidazo que se viene para este domingo.

  • POR JORGE IZQUIERDO

Supo destacarse en varios clubes de nuestro país, pero su mejor etapa la vivió en los equipos de Cerro Porteño y Guaraní, donde alcanzó un nivel altísimo, que le valió para ser considerado en la selección paraguaya. Hablamos del expelotero Hugo Marcelo “Chueco” Ovelar (48 años), quien charló en exclusiva con Crónica.

El concepcionero se refirió a los clásicos que le tocó vivir y en medio de su nostalgia dijo que “para esos partidos uno se prepara mucho mejor para llegar en óptimas condiciones para ese partido. Se sabe que los ojos de mucha gente estarán ahí y cada jugador se quiere destacar. Es un partido clave para mostrarte y tratar de dejar una buena imagen para una posible transferencia”.

La sensación que tuvo en ese momento fue bárbara y “Chueco” nos confesó que “emocionaba jugar los clásicos. Nadie se lo quería perder, si estás lesionado, hacés lo que sea para llegar aunque sea en pedazos a ese partido. Es el más especial de todos y por eso había que disfrutarlos. La motivación por jugar a estadio lleno era enorme. Le tenías a toda tu familia en la cancha, entonces tenías una obligación extra en tratar de hacer bien las cosas y ganar el partido”.

Y en cuanto a la ansiedad… “eso es algo complicado. Yo particularmente llevaba 5 o 6 películas para ver en la concentración, me bajaba a almorzar, tomaba tereré, caminaba un poco. Trataba de estar lo mayormente conectado a lo que se venía”.

“Chueco” analizó el cotejo que se viene y su opinión fue que “va a ser muy complicado para los dos. Hay factores que van a influir, la temperatura, las hinchadas. Ambos están con un muy buen equipo, va a ser muy disputado, donde no hay que perder la concentración. Ojalá se vea un lindo espectáculo y que sea sin violencia”, culminó nuestro entrevistado.

TÍTULOS. Hugo Ovelar fue campeón con Guaraní en 1996, con el Ciclón en 1998 y también con el Cobreloa de Chile en el 2003.

Una casa a sus padres, gracias al deporte rey

“Chueco”, perseguido por Julio Manzur.

Hugo fue desde pequeño un tipo muy sacrificado, que se puso la meta de salir adelante mediante el fútbol, y lo consiguió: “Llegué a trabajar de albañil, pero renuncié muy pronto, no era lo mío. También vendí empanadas para ayudarles a mis padres. Solo pensaba en jugar y gracias al fútbol pude ponerles una casa a mis padres. Ellos están en Concepción y todo lo que soy se los debo a ellos”, sintetizó Hugo.

Sobre la Albirroja: “Fue un sueño cumplido y lo valoro”

Ovelar, durante un partido de Paraguay ante Uruguay, en 1999.

Sobre su paso por la selección paraguaya, “Chueco” se mostró muy contento y señaló que “fue un sueño cumplido y lo valoro siempre. Fui el tercer concepcionero en jugar por la selección paraguaya. Sentí un orgullo muy grande en su momento, lastimosamente no me tocó ir al Mundial de Francia 98, pero son cosas del fútbol. Jugué varios partidos por las eliminatorias y ante grandes rivales de jerarquía. Eso me ayudó a crecer muchísimo como jugador. Tengo muy lindos recuerdos”, remató Ovelar.

El recorrido que tuvo el “Chueco” en el fútbol

Equipo del Ciclón en el 2002.

El “Chueco” arrancó jugando en el equipo de Mariscal López, de su querida Concepción. Jugó el Interligas con su selección y luego ya estuvo por equipos de nuestra capital: River Plate, Olimpia (Reserva), Cerro Porteño, Guaraní, Luqueño, Tembetary, Libertad, Sol de América y General Caballero ZC. En el exterior militó en clubes como San Lorenzo y Deportivo Patria (Argentina), Santos Laguna (México) y Cobreloa (Chile). Se retiró en el 2006 en General Caballero ZC.

Los equipos que ya dirigió como DT

Ovelar se recibió de DT en el 2005 y ya dirigió al 3 de Febrero e Iteño en la Intermedia, también al 13 de Junio y Boquerón (CDE), tuvo su paso por la selección de Concepción en el Interligas (llegó a la final). En El Salvador dirigió a Pasaquina, Limeño y Sonsonate. Actualmente está libre y analizando ofertas para el 2020.

El Guaraní de 1996 fue un equipo cañón”

De su paso por la “toldería”, el “Chueco” también recuerda gratos momentos: “Fuimos merecidos campeones de aquel año. El Guaraní de 1996 fue un equipo cañón, fue una etapa muy buena en mi carrera. Jugábamos ante muchísima gente. Eso nos motivaba mucho. Estoy muy agradecido a la gente de Guaraní”, tiró el exnúmero 10.

 

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!