Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

Héctor Sosa: “Nos vinieron entre 5 y todos armados”

El exdefensor Héctor Sosa brindó una extensa nota, donde confesó el susto de su vida cuando estuvo jugando en Quilmes de ashá.

  • POR JORGE IZQUIERDO

Hoy en día con los botines colgados, pero con el silbato en la boca, la plancheta y las ganas de enseñar todo lo aprendido, ya como entrenador de fútbol, ese es el presente del expelotero, Héctor Sosa (41 años), quien supo destacarse por varios años en el fútbol, siendo un rendidor central.

El ahora DT en las inferiores del club Sol de América, charló con Crónica y rememoró varias cosas de su etapa como jugador profesional, donde además de jugar en Paraguay, lo hizo en el fútbol argentino y peruano.

“Estoy conforme con el recorrido que tuve, por ahí a veces siempre quedan cosas pendientes, pero la verdad estoy muy contento de haber jugado por muchos años y el haber tenido la posibilidad de ser llamado a la selección paraguaya, pese a que a lo mejor solo jugué amistoso, pero que serán recuerdos imborrables en mi memoria”, arrancó diciendo Héctor.

El siempre atractivo, exigente, difícil y peculiar fútbol curepa le dejó a nuestro entrevistado el susto de su vida y en una de las tantas anécdotas que guarda, Sosa nos confesó que “estuve tres temporadas en Quilmes, tuve buenos y malos momentos, como todos. En una mala racha que tuvimos, cuando seguíamos en la Primera División, no le ganábamos a nadie. En un entrenamiento que tuvimos, cuando nos estábamos equipando, algunos compañeros en el vestuario, de repente nos vinieron entre 5 y todos armados hasta los dientes. Eran integrantes de la barra de Quilmes y no eran tipos pequeños, eran de esos que ni ahí estaban por nada ni por nadie. Nos empiezan a putear y nos enseñan sus armas. Nosotros nos quedamos helados, nunca viví algo así. Imaginate, es una cosa de locos el fútbol argentino”.

“Fue algo que los dirigentes también tenían que ver. Nadie puede burlar nomás la seguridad del club. A esos tipos le dejaron entrar”, siguió contando.

“No pudimos levantar cabeza. El club cambiaba de plantel cada año y así era complicado todo. Después ya no podíamos salir a la calle porque te gritaban de todos lados”, remató el profe

El paraguayo en acción ante Bruno Marioni, en un duelo Quilmes – Boca Juniors.

CARRERA. Héctor arrancó jugando en Sol, pasó por el 12 de Octubre, Rubio Ñu, Sportivo San Lorenzo, Independiente (CG), Resistencia y Sportivo Iteño. Afuera jugó en Quilmes de Argentina, Alianza Lima y Unión Comercio, de Perú.

CAMPEÓN. En el 2014 se consagró campeón con el “Rayadito”, en la División Intermedia. En el 2015 siguió jugando en el “Santo” y ese mismo año ya se recibió de entrenador de fútbol.

3 ESTADIOS. Son los que más impactaron a Sosa, durante su paso por Quilmes: “El Cilindro”, de Racing, “La Bombonera” de Boca y el “Mario Alberto Kempes”, de Córdoba.

Habló con el “Pepe”, pero pasaron cosas

En su momento, Héctor estuvo en la órbita del Olimpia, allá por el 2008-2009.

“La prensa argentina sacó a luz esa intención de Olimpia. En Quilmes daban por hecho que yo saldría. Me reuní con el ‘Pepe’ Cardozo, me dijo que me quería tener, pero cuando eso el club (Franjeado) no la pasaba bien en lo económico y no iban a poder pagar por mi pase. Quedó en el oparei nomás el interés”, explicó Sosa.

Su nuevo rol y la opinión sobre la suspensión

En la actualidad, Sosa trata de capacitarse más en su nueva faceta.

Sobre su nueva condición de entrenador, Héctor comentó que “ahí estoy, capacitándome día a día. Trato de sacarle provecho a la cuarentena y leo, busco. Compartimos opiniones con otros profesionales. Eso es importante siempre. En una reunión que tuvimos hace un tiempo, Diego Gavilán me preguntó si me gustaba el rol de DT y le dije que sí y salió y me dijo que en algún momento no me va a gustar (en medio de risas)”.

Sobre la suspensión de las divisiones inferiores, el exdefensor señaló que “los de la Sub 18 son los más golpeados. Este era el año para que despeguen los que tienen que despegar. Pero estamos haciendo lo posible para motivarlos”.

“Pavone era un insoportable”

A la hora de elegir un atacante que le causó un verdadero akãrasy a la hora de marcarlo, Héctor Vidal no dio tantas vueltas y eligió a un argentino.

“Mariano Pavone era un insoportable. Me tocó marcarlo cuando él estaba en Estudiantes de la Plata y yo en Quilmes. El tipo tiene una espalda enorme, cubría el balón y no le sacabas más. Además, se mueve por todo el frente de ataque. Tenía demasiadas cualidades”, culminó el paraguayo.

El presagio del tanto a Cerro

En medio de los recuerdos, Héctor sacó una linda perlita: “En el 2005, cuando yo jugaba para el 12 de Octubre de Itauguá, fuimos a la vieja ‘Olla’ de Cerro (segunda fecha-torneo Clausura). Mi hermano que se fue a la cancha me dice antes ‘Héctor, vos vas a meter un gol hoy’. Fue así mismo. Metí el gol y se lo dediqué a él. Luego empató el ‘Ganso’ Benítez, ya cuando se iba el partido (terminó empatado 1-1)”.

Su paso por el fútbol peruano y las palabras de Gustavo Costas

Héctor tuvo su paso por uno de los equipos más grandes del Perú: Alianza Lima. Sobre su estadía en el conjunto incaico, donde coincidió con el DT Gustavo Costas, Sosa señaló que “ahora te tengo acá, qué mucho te quise llevar a Cerro cuando estábamos en Paraguay’. Le dije que yo quería jugar en Cerro, pero que la gente del 12 de Octubre pedía mucha plata por mi pase, como si yo fuera un Paolo Maldini”.

“No tuve el rendimiento que quise, jugué una temporada en Alianza Lima. Llegué luego lesionado. Después de eso fui a Unión Comercio y me fue bien, clasificamos a la Copa Sudamericana y todo”, redondeó.

Jugar por la sele: “Me sentí realizado”, le bajó

Erwin Ávalos ante Héctor Sosa, en el 2005.

En el 2006 Paraguay disputó un amistoso ante México (se jugó en EE. UU. y perdimos 2 a 1) y en ese entonces el DT era Aníbal “Maño” Ruiz (+). Héctor Sosa jugó ese partido, cumpliendo el sueño que tenía desde pequeño.

“Me sentí realizado. Era el partido más lindo y más importante de mi vida. Quizás muchos me digan que solo fue un amistoso. Para mí lo fue todo. Sentí un orgullo inmenso porque me hayan llamado. Hasta ahora tengo bien guardada esa camiseta. Uno siendo jugador siempre se ilusiona para jugar por la Albirroja. A mí se me dio en ese amistoso. Estar ahí te da jerarquía, te realza el currículum”, sintetizó.

Los trabajos de Héctor durante su adolescencia

“Desde pequeño me inculcaron el sacrificio y la responsabilidad y eso es algo que lo valoro mucho. Hacía de ayudante en el negocio de mis padres, tenían una panadería. Hacía pizzas, a veces salía de reparto. Llegué a trabajar también en una casa de electricidad”, confesó Héctor.

“Hago de todo en casa, cocino yo a veces, y en otras mi señora. Limpio también. No me quejo para nada”, remató.

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!