Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

Su club lo “abandonó” y se convirtió en panadero

El covid-19 dejó a muchos paraguayos sin trabajo, entre ellos a cientos de futbolistas. Hoy, Crónica te cuenta la historia de supervivencia de un atleta de la Primera B.

  • POR OSCAR PATIÑO RIVEROS

Para los que aman el fútbol este deporte es lo máximo. A muchos los llevó a la fama, al éxito y los convirtió en millonarios, los hizo trascender más allá de las fronteras de sus países y algunos hasta se convirtieron en ídolos y ejemplos para miles de personas.

Pero no todos los deportistas tienen esa suerte, la mayoría pelean el día a día para sobrevivir, se levantan llenos de ilusión, trabajan duro, pero sin la certeza de que el club donde están jugando les pagará el sueldo a fin de mes. Allí es cuando el sueño se puede convertir en pesadilla.

Fue lo que le pasó a Elvio Manuel Villalba Almada, mediocampista de 26 años que milita en Cristóbal Colón de Ñemby. Él comenzó a jugar a los 15 años en el club 3 de Noviembre del barrio San Pablo, admiraba a Sergio Busquét (del Barcelona de España), soñaba ser como él y convertirse en un gran futbolista, y por qué no, tal vez ganarse un lugar en la selección nacional.

Hace tres años que está en el conjunto de Ñemby, pero la crisis sanitaria generada por el covid-19 cambió todos los planes. El club les dejó de pagar el salario y eso lo obligó a buscar otro trabajo fuera del ámbito del fútbol. Ahora trabaja como panadero.

“No tengo otra opción, yo tengo familia y necesito trabajar. El club prácticamente nos abandonó, la última vez que el presidente nos mandó un poco de plata fue el 20 de abril; además, en el ascenso se gana muy poco. Fue así que conseguí trabajo en una panadería, estoy repartiendo panificados”, contó a Crónica el jugador que no pierde la esperanza de alguna vez jugar en un equipo de Primera División de nuestro país.

Y según Elvio, ya se presentaron oportunidades para vestir la casaca de una institución de la máxima categoría de nuestro fútbol, pero cada vez que eso pasaba el presidente de Cristóbal Colón, Nicolás Benítez, siempre pedía mucha plata y la operación se frustraba una y otra vez.

“Sol de América y Deportivo Capiatá estuvieron interesados en mí, pero no se puedo dar. Rubio Ñu (equipo de Intermedia) también me quiso, pero el presidente pidió mucho dinero. A mí me pidió 10 millones de guaraníes para darme mi pase y eso es demasiado para un jugador del ascenso”, afirmó.

EN EL 2018. El sueldo que Cristóbal Colón le pagaba a Villalba fue de G.1.000.000 mensual y al año siguiente, en el 2019 bajó a G. 800.000. ¿Quién podría vivir y mantenerle a su familia con este dinero mensual?

COPA PARAGUAY. El atleta confirmó que la dirigencia se hizo del ñembotavy y no les pagó el premio por haber eliminado a Olimpia de la Copa Paraguay en el 2019. El presidente le había prometido G. 500.000 a cada jugador.

“Tamara y Doripan” se llama la panadería donde consiguió trabajo el mediocampista del conjunto de la ciudad de Ñemby.

“La vida de los futbolistas del ascenso es muy sacrificada”

Elvio ama el deporte en general y sobre todo el fútbol. Desde muy pequeño soñó con que la “pelota” se convierta es su medio de vida, pero muchas veces las cosas no salen como uno las sueña.

“Siempre me gustó el fútbol, comencé en el club 3 de Noviembre del barrio San Pablo a los 15 años. Después, por diversos motivos, dejé el fútbol de campo y me dediqué por 4 años a jugar fútbol de salón, otro deporte que me gusta mucho. Estuve en un equipo de Ñemby que se llama José Meza”, reveló.

A los 19 años volvió al fútbol de campo y lo hizo vistiendo la casaca de Fulgencio Yegros de Ñemby, “Estuve dos años allí y la verdad la vida de los futbolistas del ascenso es muy sacrificada. Ganas poco, hay mucha necesidad y tampoco tenés contrato firmado. Todo es muy difícil, pero la mayoría se queda porque tiene ese sueño de que algo va a pasar que te permita ir a un club más grande”, admitió.

“En estos momentos nadie está en el club, estamos solos”, he’i

La crisis que provocó el covid-19, que en poco tiempo se convirtió en pandemia, prácticamente liquidó a los clubes de ascenso. Ninguno de ellos tiene la capacidad de mantener un plantel, aunque sea amateur, si no hay competencia oficial.

Villalba Almada, quien nació en la ciudad de Ñemby el 13 de mayo de 1993, describió el panorama que se vive actualmente en Cristóbal Colón. “En estos momentos nadie está en el club, estamos solos. Los profesores que al inicio de la pandemia nos enviaban los trabajos para hacer vía WhatsApp ya no responden las llamadas ni los mensajes. Y eso fue hace más de un mes. Estamos solos y cada uno tiene que ver cómo sobrevivir”, reveló el futbolista que hoy en día se gana la vida repartiendo panificados.

En la mayoría de los clubes de ascenso los atletas no tienen sueldo, apenas cobran un viático y premio en caso de ganar los partidos.

Desde principio del 2020 solo recibió G. 1.500.000 en Colón

Elvio le tiene mucho cariño a Cristóbal Colón, pero al no cobrar tuvo que dejar el fútbol y trabajar en otra cosa.

Para tener una idea de lo difícil que es la situación de los jugadores de los clubes de la Primera B y Primera C, y en algunos casos hasta de jugadores de la Intermedia; Elvio Manuel Villalba Almada detalló cuánto dinero recibió desde que comenzó la temporada.

“A principio de año yo le pedí al presidente que me deje ir a probar suerte en otro club, pero él pidió mucha plata por mi pase y en el ascenso no hay mucha plata. Mi ida se frustró y él me dijo que me iba a pagar un sueldo de 1.700.000 al mes, pero desde que comenzó el año hasta ahora solo recibí un millón y medio de guaraníes”, he’i.

Esta imagen es una de sus favoritas, partido contra Olimpia por la Copa Paraguay en el 2019.

Los equipos del interior pagan mejor

Otros de los mitos que recorren los pasillos del fútbol en nuestro país es que muchos clubes del interior, afiliados a la UFI, pagan mejor que los equipos de ascenso de la APF. Elvio confirmó que esto es cierto. Él tuvo la posibilidad de jugar en el 8 de Diciembre de Caraguatay, en Cerro Corá de Isla Pucú y otros equipos más. “Yo me fui a jugar a esos equipos y pude comprobar que muchos clubes del interior pagan mejor que los equipos del ascenso de acá. Algunos jugadores prefieren jugar en el interior que en la Primera B o en la Primera C. Pasa que el jugador vive de lo que gana y todos quieren ganar bien, quieren mejorar”, gatilló.

Es un hecho, no habrá torneo de Primera B esta temporada

A sus 26 años, Elvio Manuel no pierde la esperanza de jugar en Primera División.

La decisión tomada por Elvio Villalba, el de buscar un trabajo estable, fue la mejor, ya que es un hecho que este año no se jugarán los torneos de la Primera B y Primera C. También está en duda el torneo de la División Intermedia.

Los campeonatos de las divisiones inferiores y de escuelas de fútbol hace rato fueron suspendidos. ¿Y qué harán todos los jugadores del ascenso? Y tendrán que reinventarse y ver la posibilidad de hacer otra cosa, así como lo hizo nuestro entrevistado, porque la necesidad no le espera a nadie.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!