Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

IGNACIO ROLÓN: “EL NO METERME CON MODELOS ME AYUDÓ”

El expelotero Ignacio Rolón habló con sinceridad sobre muchas cosas. Destacó a su señora, quien lo guió en su etapa deportiva y hoy día, en medio del laburo, valora lo que consiguió gracias al fútbol.

  • POR JORGE IZQUIERDO

En su mayoría, los jugadores que pasan a colgar los botines se dedican de lleno a dirigir o a seguir ligado a este deporte en alguna función en particular. El caso de Ignacio Rolón (45 años) es distinto. El exdefensor se enfocó de lleno a trabajar en su ferretería ubicada en el barrio Bella Vista, de Luque. El hombre, oriundo de San Antonio, charló con Crónica, donde recordó su carrera deportiva y en la que fue clave su señora, doña Magdalena González.

“A veces los hombres no queremos admitir nomás, pero tener una buena compañera es clave en todo. Gracias a Dios estoy trabajando. Ya cuando iba terminando mi carrera en el fútbol, ya iba invirtiendo en la ferretería que tengo y en la librería de mi señora. Trabajamos mucho, ahora bajaron las ventas, como en muchos sectores, pero ahí vamos, procurando siempre”, siguió diciendo el expelotero.

No todos los que juegan al fútbol se mandan una buena vida después de retirarse, algunos casos son el famoso oparei, como se dice comúnmente. “Lastimosamente a veces el jugador no lo asimila en su momento. Sos famoso, ganás plata, tenés todo a disposición, pero uno debe ir pensando también en el después. El no meterme con modelos me ayudó también. Sabemos cómo es esa cuestión, no hace falta dar detalles”, siguió diciendo Ignacio que se mostró muy buena onda en todo momento.

En cuanto a su periplo en el fútbol, Rolón expresó que “jugué muchos años, recorrí muchos lugares, muchas canchas y estoy conforme con lo que logré. Cumplí ese sueño de jugar en Olimpia, de vestir la camiseta de la selección y eso para mí y mi familia es un orgullo muy grande”.

“Ahora el fútbol cambió mucho, evolucionó demasiado en todo sentido. Antes uno tenía que ingeniarse para comprarse un botín, a veces te quedaba chico e igual tenías que usar porque no tenías para comprar otro. Hoy, los de las inferiores ya tienen representantes, se les da auto, casa. Es enorme la diferencia con los que jugábamos antes”, culminó el expelotero apodado “Chumpitaz”.

Raúl Román ante la marca de Ignacio Rolón, durante un superclásico del 2006.

TRAYECTORIA. Ignacio Rolón debutó en 1993 en el equipo de Nacional, luego tuvo su paso por Luqueño, Colegiales, 12 de Octubre, Olimpia y General Díaz.

EN EL EXTERIOR. Estuvo jugando unos 6 meses en el equipo de Deportes La Serena, de Chile y un año en el elenco de The Strongest de Bolivia.

LOS IMPARABLES. Al escoger delanteros que le complicaron la vida, Rolón eligió a tres: César “Tigre” Ramírez, Mauro Caballero y Hernán Rodrigo López.

Jugar con un 10: “Eso se tenía que mantener”

A la hora de hablar de tácticas deportivas, haciendo una diferencia con el fútbol de antes, Ignacio fue claro y dijo que “hoy día ya casi no quedan esos números 10, esos talentosos que te ponían donde querían la pelota. Eso se tenía que mantener. Yo jugué con Guido Alvarenga, Romerito, Walter Ávalos, Luis Monzón, ‘Mao’ Molinas y estos jugadores eran talentosos. A lo mejor no corrían tanto, pero caminando te marcaban diferencia”, tiró.

La prueba en el Trico: de atacante a central

La familia de Rolón, quienes son sus pilares en su vida.

Cuando Rolón quiso ir a probar en algún equipo en sus comienzos, se lo pidió a su papá, don Antonio: ‘Vamos, me dijo’ ha roho. Yo en el barrio jugaba de volante o delantero. Cuando llegué a Nacional, el profesor me preguntó y le dije que jugaba ambos puestos y me dijo que iba a esperar mi turno porque había muchos en este puesto”.

“Se estaba jugando el partido de prueba y el profe grita diciendo que necesitaba un central. Mi papá me hace seña indicándome que vaya. Me animé y me ofrecí. Hice un partidazo. Al terminar el profesor se me acerca y me dice que si quiero jugar de central, ya me quedo. Acepté sin dudar. Desde ahí jugué en la defensa”, remató el morocho

El trabajo que tenía de joven

Si hablamos de sacrificio, nuestro entrevistado sabe y mucho sobre eso: “Cuando era chico le ayudaba a mi papá en albañilería. Trabajé bastante en eso hasta que debuté en la Primera de Nacional, luego las prácticas eran cada vez más exigentes y ya tuve que dejar porque ya no tenía tiempo. Empecé a ganar más platita y le daba a mi mamá. Gracias a ellos pude destacarme. Me apoyaron siempre”, puntualizó Ignacio.

“El superclásico fue un sueño”

Entre el 2006 y 2007, Ignacio jugó en filas del Olimpia donde llegó a jugar algunos partidos ante el clásico rival. Sobre esa experiencia, Rolón sostuvo que “de chico escuchaba por radio y me ilusionaba estar ahí. El superclásico fue un sueño. Fue lindo el haber jugado esos partidos. Cuando disputé mi primer clásico mi señora lloraba en las gradas. Ella estaba más emocionada que yo. Son los lindos recuerdos que tuve como jugador”, sintetizó.

“Ese campeonato con el “12” hasta hoy día nos lo recuerdan”

Fue el único título en su carrera, pero que lo llena de emoción cada vez que lo recuerda, hablamos del campeonato Clausura del 2002, conquistado por el 12 de Octubre de Itauguá, donde Rolón fue uno de los pilares de ese equipo conducido por Daniel Raschle. “Ese campeonato con el ‘12’ hasta hoy día nos lo recuerdan los itaugüeños. Fue inolvidable, histórico para la ciudad de Itauguá. Teníamos un equipazo. Un grupo extraordinario. Nadie quería bajarse a jugar en nuestro campo de juego, nos hicimos muy fuertes y teníamos la confianza plena del entrenador y eso fue fundamental”, le bajó “Chumpitaz”.

Ignacio durante un duelo del “12” ante Guaraní. En la marca ante el japonés Kenji Fukuda.

Su arribo al Decano y las duplas que tuvo

“Yo estaba para jugar por el 12 de Octubre en el Clausura del 2006, hasta que me llaman de Olimpia para decirme que Óscar Paulín me quería tener en su equipo. Les dije que debía arreglar con la gente del ‘12’ y me dijeron que en eso no iba a haber dramas. Le llamé al presidente Juan Pettengill y a la tarde ya me presenté en Olimpia. Llegué y Paulín me habló. Entrené con el equipo suplente y marqué un gol. En la semana ya practiqué en el equipo titular”, comentó Rolón.

“Hacía dupla de central con Luis Romero, a veces Michael Godoy, Germán Centurión y llegué a jugar con Carlos Gamarra también”, redondeó.

Amistosos que fueron chutes “mundialistas”

Ignacio llegó a jugar campeonatos sudamericanos Sub 17, Sub 20 y Sub 23 y algunos chutes amistosos con la selección absoluta de Paraguay. “No llegué a jugar ningún partido de Eliminatorias ni Copa América, pero estuve en algunos amistosos y fueron como estar en un mundial. Vestir la Albirroja es algo increíble. Cuando me llamaron para jugar en España para un amistoso, esa noche no dormí de la emoción”, finalizó el exjugador.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!