Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

Fabio Escobar: “Di mis casacas por comida”

Fabio Escobar subastó sus camisetas para poder ayudar a gente necesitada. De paso, revivió su carrera deportiva donde enfrentar, el sueño que se le negó, entre otras confesiones, en una amena charla con nuestro diario.

  • Por Jorge Izquierdo
  • @Izquierdo010

A sus 38 años, Fabio Escobar aún no piensa en el retiro del fútbol: “Estoy bien físicamente. Estamos expectantes a lo que ocurra en la Intermedia. Quiero pelear el ascenso con Rubio Ñu y después analizar si colgamos los botines. Por de pronto vamos a seguir”, arrancó diciendo el goleador a Crónica.

Hace un tiempo Fabio publicaba esto. Admitió que buscará seguir ayudando.

Con esta situación del coronavirus, cualquier ayudita es válida y eso, Fabio lo entendió a la perfección porque no tuvo problemas en desprenderse de algo que para los jugadores de fútbol es como oro puro, hablamos de las camisetas que intercambian a lo largo de su carrera. “No te voy a negar que sentí en el fondo tener que dar mis camisetas, pero pensé que lo hacía por una buena causa, era hacer algo por el prójimo que la está pasando mal en esta difícil situación. Di mis casacas por comida y en el alma me alegra que pude aportarle algo a esa familia que necesita”, expresó.

El goleador, oriundo de Buena Vista (Caazapá), fue hacia su valle para repartir frazadas, zapatos y realizar olla popular, realmente algo digno de destacar. “Sé lo que es pasar necesidad y en el interior del país se sufre más. Yo vine de tierra adentro y si puedo ayudar a las personas, lo haré sin problemas”, siguió diciendo el atacante.

“Ojalá los colegas míos también se animen y vendan sus camisetas para ayudar a los necesitados. Las camisetas son solo recuerdos. Darle un plato de comida a alguien es mucho más satisfactorio”, puntualizó.

110 GOLES

Son los tantos de Fabio que figuran en las estadísticas de la APF: Nacional (39), Capiatá (32), Rubio Ñu (18), Santaní (8), Guaraní (4), Trinidense (4), Luqueño (3) y San Lorenzo (2).

Le duele que su retiro no será en La Academia

Fabio es uno de los máximos artilleros en la historia de Nacional, con el que acumula la cifra de 43 goles. Lo que más anhelaba el goleador era terminar su carrera en el equipo del cual es hincha. “Tanteé tener esa posibilidad, pero yo no salí bien de Nacional cuando fui transferido al fútbol argentino. Quedó ese drama con la directiva y se me negó la chance de cerrar allí mi carrera. Creo que siempre cumplí las veces que jugué en Nacional, siempre aporté lo mío, pero bueno, son cosas que pasan en el fútbol”, añadió nuestro entrevistado.

Fabio con la camiseta del Toluca.

“Ahora estoy mentalizado en Rubio Ñu, equipo en el que ya estuve anteriormente y en el que siempre me trataron bien. Ojalá este tema de la pandemia mejore pronto para poder jugar de vuelta”, culminó.

El “Pepe” no lo dejaba jugar

En el 2005, Fabio Escobar tuvo su paso por el fútbol de México, donde desembarcó en uno de los clubes grandes de esa liga: el Toluca, que también lo tenía en sus filas a dos paraguayos más: Paulo Da Silva y José “Pepe” Cardozo. “Jugué muy poco, casi no lo podía hacer del ‘Pepe’. Ni siquiera se lesionaba y jugaba aunque sea desgarrado todos los partidos. Era el ídolo máximo en Toluca y sacarle el puesto era medio imposible. Estaba Vicente Sánchez también y entre los dos se cansaron de hacer goles ahí”, le bajó el delantero.

La dupla letal de Escobar era…

Esa colección de camisetas disminuyó.

En sus muchos años de estar jugando al fútbol, Fabio ha chutado al lado de muchísimos atacantes y a la hora de seleccionar a uno con el que se entendía a la perfección, nos dijo que “con el que mejor hice dupla en ofensiva fue con Ariel ‘Korea’ Bogado. Él ya sabía que cuando venía una pelota por arriba yo le iba a peinar y él ya comenzaba a correr. Jugábamos de memoria. Fue un placer haber jugado con Ariel”.

“Soy un privilegiado, he marcado muchos goles, pero no se me va a dar lo que quería para terminar mi carrera: retirarme en Nacional”, culminó.

Le tenía terror a un defensor

Robert Servín, la pesadilla de Fabio.

Empezamos a entrar más en confianza y Fabio se animó a elegir al defensor más ñarõ que no quería enfrentar en los partidos: “Había un defensor al que le tenía mucho miedo. No quería enfrentármelo a Robert Servín (exjugador de Luqueño, Cerro, Nacional y otros equipos). Te juro que cuando venía la pelota y él me marcaba, yo dejaba pasar nomás. Era un loco en la defensa, tiene luego un gran físico y te llegaba como para romperte todo. Creo que no voy a ser el único delantero que te confiesa eso. En su momento, Julio Manzur y Nelson Zelaya también fueron de los más rudos, pero Servín está un escalón más arriba de todos”, confesó Fabio.

“Yo era siempre de agarrarme con los defensores rivales, nos tongueábamos cada tanto dentro del partido. Yo tenía que pegar también, ¿mba’éicha pio ha’ekuérante ojapóta?”, redondeó.

Lo que le faltó a Fabio en su carrera peloteril

A la hora de hacer un recuento de su carrera y decir “me faltó esto”, Escobar también dejó una reflexión: “Olimpia me buscó dos veces y en ambas ocasiones no se pudo llegar a un acuerdo. Fue en le época de Marcelo Recanate y después con Marco Trovato también hubo esa intención, pero nunca prosperó. El DT Pedro Troglio habló conmigo y me quiso tener cuando vino a Cerro, pero tampoco se llegó a un acuerdo. Eso fue lo que lamenté en su momento, el no poder habido jugar en uno de los equipos más grandes del fútbol paraguayo. Troglio pidió por mí y finalmente me llevó a Argentinos Juniors, años después”, remató.

La Copa América del 2004: “El sueño de toda mi vida”

Fabio Escobar junto a Fredy Bareiro en en 2004.

Su buena producción de goles lo llevaron a Fabio a disputar la Copa América de Perú 2004, algo que lo llena de emoción cada vez que se acuerda:

“Fue el sueño de toda mi vida. De chico uno sueña con llegar a Primera División, pero estar en la selección es el logro más grande que le puede pasar a un jugador. Lo disfruté. Me siento orgulloso de haber sido considerado. Uno valora mucho eso, más aún cuando venís desde muy lejos y yo lo hice desde Caazapá. También jugué amistosos y la Copa Kirin, pero me faltó jugar las eliminatorias”, tiró.

Un recorrido inmenso de Fabio por los equipos de Sudamérica

El paraguayo celebrando su gol a Boca con la casaca de Tucumán.

El atacante jugó en varios países de nuestro continente, en Paraguay lo hizo en Tembetary, Sportivo San Lorenzo, Nacional, Guaraní, Rubio Ñu, Trinidense, Deportivo Santaní, Sportivo Luqueño y Deportivo Capiatá. En Chile defendió los colores de Deportes Puerto Montt, en México jugó para el Toluca y el Atlético Mexiquense, en Ecuador chutó en Macará, en Argentina lo hizo en Atlético Tucumán y Argentinos Juniors y en Colombia militó en el Atlético Huila.

De chiquito plantaba de todo y hasta se metió en albañilería

El goleador repartió frazadas hacia su valle.

Eran tiempos difíciles en su etapa juvenil y Fabio tuvo que remarla bastante. Atendé los trabajos que hizo desde muy joven: “Trabajé unos años en la chacra, plantaba maíz, mandioca, algodón, todo lo que se podía en ese momento. Después me metí a trabajar de albañil también. Ajapopaite para salir adelante. Por eso es que trato de ayudar regalando frazadas, calzados y con el tema de las comidas. Uno tiene que pasar eso para saber lo que es”, sintetizó.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!