Universo 970 AM
En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena

“Vendí cervezas para tener mi primer botín”

Francisco Portillo, paraguayo de la Universidad de Concepción, detalló el sacrificio que hizo desde pequeño para salir adelante. Habló de Churín, del covid-19 en Chile y del anhelo que tiene, entre otras cosas.

  • Por Jorge Izquierdo

“Aju aprogresá haguã. Aguanté muchas cosas, entre las más difíciles está la de pasar Navidad, Año Nuevo, lejos de mis seres queridos, upéa sí ijetu’u hína”. Así, con una simpleza enorme, arrancó la charla con Crónica el pelotero paraguayo Francisco Portillo, quien está en Chile hace nada más y nada menos que ¡12 años!

“Al principio me costó, pero algunos compatriotas que estaban en ese entonces en la Universidad de Concepción me ayudaron mucho. Eso facilitó mi adaptación a este país. No me puedo quejar del trato, me demostraron respeto y con el tiempo me gané el cariño de los chilenos”, agregó el volante de 33 años.

Francisco, en medio de su humildad, recordó la infancia que tuvo en su natal Santiago (Misiones), donde nos dejó una imperdible anécdota. “Acá vine cuando tenía 21 años. Cuando fui adolescente ajapo de todo. Vendía leche, hacía quiniela, también trabajé de empaquetador en una panadería. Aikuaa la sacrificio desde pequeño. Te cuento algo que me pareció simpático: vendí cervezas para tener mi primer botín. Mis padres me compraban las cervezas para vender y yo me iba a ofrecer en una cancha de vóley. Con eso iba juntando mi platita para poder comprármelo”, le bajó el misionero.

Portillo no tuvo chances en nuestro país y sobre ese punto dijo que “alguna vez me gustaría jugar en Paraguay. A lo mejor por mi edad ya no llego a algún equipo grande, pero sí me encantaría poder mostrarme. Nadie seguro me conoce por ahí”, puntualizó en medio de risas.

“Me sorprendió la humildad de Diego Churín”

Francisco lo tuvo como compañero al goleador de Cerro Porteño y sobre ese punto dijo que “me sorprendió la humildad de Diego Churín. Es un tipazo y me alegra que le esté yendo bien. Cuando nosotros fuimos a jugar ante Olimpia, en Paraguay, él se fue al hotel a saludarnos. Me regaló una camiseta de Cerro. Es una gran persona, se merece todo lo que está viviendo. Sigo bastante el campeonato paraguayo”, remató Portillo.

Llegada a Chile: Carlos Guirland le hizo el camino

Francisco, en compañía de su señora y sus dos hijas, disfrutando sus ratos libres en Chile.

El paraguayo nos detalló cómo se produjo su ida a Chile. En Misiones, Carlos Guirland (exjugador) tenía su academia de fútbol y tenía contacto con los chilenos. Gente de Universidad de Concepción fue a Misiones y me vieron y me dijeron que venga a probar. Tres meses pasaron y me quedé en el 2008. Sigo acá, estoy conforme con lo realizado. Mi familia y yo nos sentimos muy cómodos acá. En Misiones jugamos juntos con Gustavo Gómez, en el equipo del 31 de Julio”, finalizó.

La situación del coronavirus por la ciudad de Concepción

La familia Portillo presente cada vez que a Francisco le tocaba venir a jugar en Paraguay.

Francisco nos contó también cómo está la situación del covid-19 por la ciudad donde reside él: “Acá en Concepción hay muchos contagiados, hay mucho control y solo salimos con permiso de las autoridades. Nosotros entrenamos ya hace más un mes, pero el panorama es incierto. Supuestamente este mes iba a arrancar el torneo, pero ni se habló más de eso. Por de pronto tratamos de cuidarnos mucho con la familia. Extraño mucho ir a Paraguay. Cada año voy a mitad de año y a fin de año. Che tarovátama de tanto querer irme”, expresó.

“Aprenden las groserías nomás”

Al hablar de sus compañeros chilenos, Francisco nos comentó que les gusta escuchar palabras en guaraní: “Se interesan en saber qué significa, pero no son constantes, se olvidan después. Kururu (sapo) y váiro (feo), eso aprendieron para decírselos a otros compañeros. Aprenden groserías nomás, ya te imaginarás algunas palabrotas”, confesó. Sobre su contrato con la “U”, dijo que “en diciembre de este año vence. Vamos a ver qué pasa en estos meses que quedan”, tiró.

Compatriotas con quienes hizo amistad

Francisco no quiso olvidarse de nadie y destacó enormemente a algunos jugadores paraguayos que estuvieron o están por Chile. “Gustavo Mencia, Braulio Armoa, Gustavo Cristaldo, son grandes amigos que hice acá. Fabián Benítez, Miguel Ramírez y Juan Cabral también me ayudaron acá”, añadió.

Portillo llegó en el 2008 a Universidad de Concepción, luego tuvo un paso por Puerto Montt y luego retornó a la “U”, donde sigue desde el 2013.

Compartir en redes

Comentarios

En vivo
Universo 970 AM
Ahora suena
Radio Montecarlo
Ahora suena
HEi
Ahora suena
Radio Corazón
Ahora suena
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!